Siguiendo la tendencia de otros países, como EEUU, Inglaterra o Canadá, la combinación de yoga con CBD (componente natural del cannabis) está siendo todo un boom. ¿Por qué? Según cuentan quienes más saben de la materia, ambos persiguen los mismos efectos: aliviar la ansiedad, reducir el estrés y combatir algunos dolores de manera natural. Y eso es lo que van a perseguir durante las dos horas que va a durar la clase, dividida en meditación, secuencia de asanasrelajación

Yuyo Calm

Detrás de esta experiencia que promete ser única están Numen Yoga, un estudio de yoga pionero y comprometido con la naturaleza, y Yuyo Calm, tienda especializada en remedios naturales con CBD, “componente natural del cáñamo que no coloca y tiene muchos beneficios medicinales”, aseguran en su comunicado.

De hecho, parece ser que el CBD es un buen remedio natural para recuperarte después de una clase de yoga e incluso para mejorar la propia experiencia de concentración, sobre todo para personas que tienen una mente inquieta. Y teniendo en cuenta que la OMS estima que en 2020 la primera causa de baja laboral serán la ansiedad y la depresión, no parece ni tan mal plan. Eso sí, solo para mayores de 18 años.