El concejo de DC aprobó unánimemente una ley que permite a los pacientes con enfermedades crónicas adquirir pequeñas dosis de marihuana bajo prescripción médica.

Bajo esta nueva ley, la cual pasó sin mayor debate, un paciente que sufre de HIV/Sida, glaucoma, cáncer o cualquier enfermedad crónica o terminal puede recibir de su médico la recomendación de poseer más de dos onzas de marihuana en un periodo de 30 días.
La legislación no permitirá que los pacientes siembren en su casa su propia hierba, sugerencia evaluada y rechazada por el concejo, por lo que podrán comprar sus dosis de marihuana en los más de cinco centros de distribución y venta que se establecerán en la ciudad.

Estos centros de distribución recibirán la marihuana de centros privados de cultivo donde más de 95 plantas de la hierba podrán ser cultivadas de inmediato. Los centros de cultivo y distribución deberán estar localizados a por lo menos 300 pies de escuelas y centros de educación presecolar. De igual manera podrían ser administrados por organizaciones sin fines de lucro o privadas, así como negocios que obtengan previamente una licencia del Distrito.

El concejo de DC deberá votar por segunda vez el próximo mes, pero pasarán varios meses antes que el programa del uso de marihuana bajo fines médicos entre en efecto en el Distrito.

La decisión coincide con una nueva encuesta que reveló que los estadounidenses en su mayoría continúan oponiéndose a legalizar la marihuana.

Fuente: http://www.washingtonhispanic.com/index.php?id_nota=3667