A principios de año, la Policía de Calgary, en Canadá, anunció que en varias requisas realizadas durante el 2015 se habían encontrado pastillas de una droga conocida como W-18, que estaba siendo vendida en el mercado ilegal de estupefacientes.

¿De qué se trata este narcótico? Según indica la BBC, es un fármaco 10.000 veces más poderoso que la morfina, creado a principios de la década del ’80 y tiene un alto potencial adictivo.

El origen de esta droga  data de 1981, cuando el canadiense Ed Knaus, profesor de la Universidad de Alberta, logró sintetizar un opiáceo (alcaloide que está presente en el opio) con el fin de crear un fármaco que aplaca todo tipo de dolores con una sola pastilla.

El resultado de sus experimentos fue el W-18, pero fue descartado por el propio Knaus, luego de descubrir en las pruebas realizadas que tenía potencial de volverse adictivo.

El anestésico nunca se probó en humanos, o al menos no existen documentos al respecto, pasando a formar parte de los archivos científicos de la Universidad de Alberta como un experimento fallido.

Según indica la Policía de Calgary, en las últimas requisas llevadas a cabo se confiscaron algunas píldoras de esta sustancia, lo que preocupa a las fuerzas del orden canadienses debido a los casos de fallecimientos por sobredosis de Fentanyl ocurridos en 2015.

“Hemos enviado varias pastillas que requisamos tras esa primera incautación para que sean analizadas y estamos esperando los resultados”, declaró el coordinador del equipo antinarcóticos de la policía de Calgary, Martin Schiavetta, a la BBC.

Te puede Interesar
El granero de opio

La mayoría de las pastillas provienen de China. “Nos encontramos con una pastilla 10.000 veces más poderosa que la morfina, pero los traficantes de drogas en la calle no saben lo que están vendiendo”, señaló Schiavetta.

Los efectos del W-18 son similares a los de otros opiáceos potentes como el Fentanyl, tales como sueño profundo, euforia, picor e hiperventilación que puede causar la muerte.

La organización Health Canada pidió la inclusión inmediata de este narcótico en la lista de sustancias prohibidas por el gobierno de Canadá. La Policía presume que la alta mortalidad del Fentanyl y la búsqueda de nuevas drogas fue la causa de que el W-18 apareciera en el mercado ilegal.

Fuente