Los votantes de Miami Beach se convirtieron en los primeros de la Florida en pedir la despenalización de la marihuana para uso medicinal en una votación del martes que dejó ver el apoyo al tema en todo el estado.

La aprobación de 64-36 por ciento está en consonancia con encuestas estatales y nacionales que muestran que el apoyo a la marihuana medicinal está en el 60 por ciento o más.

La encuesta extraoficial no vinculante – que pedía a la ciudad solicitar a los gobiernos del estado y federal el cannabis medicinal – fue tan popular que obtuvo unos 1,000 votos más que el candidato que más alcanzó para la alcaldía: Philip Levine.

El grupo People United for Medical Marijuana (Pueblo Unido por la Marihuana Medicinal), que respalda una propuesta enmienda constitucional para hacer de la Florida el estado número 20 que despenaliza la marihuana, tiene la esperanza de que el voto del martes en Miami Beach refleje el sentimiento estatal.

“Habla muy positivamente de nuestras posibilidades en noviembre próximo”, dijo Benjamin Pollara, tesorero del grupo con sede en Orlando.

“Hubo una elección con muy baja participación en Miami Beach”, agregó. “Es un electorado relativamente de más edad, y sin embargo, obtuvo casi el 65 por ciento de la votación”.

Pero los oponentes dijeron que la pequeña participación de un 25 por ciento en los comicios en la ciudad inclinada hacia los demócratas subraya la importancia de los 6,683 votos favorables en el sondeo extraoficial. También hace una distinción entre el referendo no vinculante de 24 palabras y la iniciativa de dos páginas en todo el estado.

“La iniciativa de la Florida, como los esfuerzos de otros estados, es sobre la legalización del cultivo, el mercadeo, las ventas, la distribución y el uso de la marihuana”, dijo en una declaración por escrito Calvina Fay, directora ejecutiva de la Fundación Estados Unidos Libres de Drogas, con sede en Clearwater.

“Es sobre crear una industria de la ‘Gran Marihuana’, como la industria del ‘Gran Tabaco’”, escribió Fay. “Una vez que los votantes entiendan esto, es menos probable que apoyen un concepto tan peligroso”.

El lenguaje de la enmienda de la Florida limita la marihuana a propósitos medicinales, como los determinados por un médico con licencia de la Florida, pero el grupo de Fay dice que la restricción es una distinción sin una diferencia, porque la marihuana se puede prescribir para las enfermedades más básicas.

También, la marihuana medicinal ha sido un precursor de la legalización completa en lugares como Maine.

La mayor ciudad de Maine, Portland, se convirtió el martes en la primera en la Costa Este en legalizar la posesión personal de marihuana para adultos. Tres ciudades de Michigan despenalizaron el mismo día la posesión de marihuana, con Lansing retirándole todas las penalidades criminales y civiles, al igual que Portland.

Ahora, ciudades en 14 estados la han despenalizado.

También el martes, los votantes de Colorado aprobaron un impuesto de un 25 por ciento a las ventas de marihuana. Ese estado legalizó el año pasado el uso personal de la marihuana