Desde mediados de los 90, las especies AK han crecido en popularidad. La AK-48 de Nirvana es una potente versión final.

Su madre ICE tiene ancestros provenientes de los stocks de Afgani, Skunk, Northern Lights y Shiva. Se ha utilizado un intenso proceso de selección entre miles de plantas para elegir la madre adecuada. La plantas ICE están densamente cubiertas de tricomas y tienen mucha consistencia. Mantienen una proporción elevada entre hojas y flores, con formación de cogollos a lo largo de sus ramas principales. El padre es una Jack Horror, un triple híbrido que combina genética de Northern Lights, Skunk y Haze. Jack Horror produce resina con gran intensidad, además de madurar en poco tiempo y de causar un potente subidón.

De estos padres, la AK-48 ha heredado una maduración rápida con producción de cogollos duros, con un aroma excepcional y penetrante. Aunque se trata de un híbrido entre sativa e índica, con una ligera dominancia genética de la índica, la AK-48 proporciona colocones con calidad de sativa. Generalmente madura en 7 semanas si las condiciones son perfectas; de otro modo, no debería llevar más de 9 semanas.

Esta variedad se cultiva de forma óptima en interiores utilizando tierra junto con fertilizantes para obtener el mejor sabor, aunque éste último suele considerarse secundario comparado con el colocón y la rapidez de crecimiento. Idónea para la técnica de cultivo sea of green (SOG) mediante mallas. Nirvana recomienda plantar 15 especímenes por metro cuadrado, y podar cada una de ellas para que no tenga más de 6 ramas y el tallo principal, en base a optimizar el tamaño y la consistencia de los cogollos durante el cultivo. La AK-48 es una planta de tamaño medio que duplicará su altura si se induce la floración a los 50cm. Las hojas de esta planta son pequeñas, algo finas y delicadas. Para cultivos de exterior se adapta a climas como los de España, en donde se puede recoger a finales de octubre. En resumen no es una planta difícil de manejar y se recupera bien de posibles aumentos de estrés. Por ello, es, sin duda, una buena opción para novatos a los que les gusta un subidón progresivo hasta el puñetazo del colocón total.