La Federación de Asociaciones de Usuarios de Cannabis de Euskadi (EUSFAC) ha mostrado este martes «su profunda preocupación con alguna de las intervenciones policiales» que han tenido lugar durante las últimas semanas, y ha desarrollado «la brutalidad y desproporción» de las mismas contra «personas ‘investigadas’, vejadas, vulneradas en su privacidad e incluso detenidas en calabozos por espacio de 72 horas».

La Federación de Asociaciones de Usuarios de Cannabis de Euskadi (EUSFAC) denuncia que «la Administración en su conjunto hace oídos sordos a la mayoría social que solicita un cambio de políticas en relación a la regulación del cannabis, obviando que tiene encima de la mesa un problema social».

«Si bien desde la Federación, ya desde la fecha de constitución (primavera de 2011), entendíamos que la regulación del uso y distribución del cannabis debía acomodarse a la legalidad vigente, entendiendo que debían generarse ‘espacios legales de derechos y obligaciones para las personas usuarias y/o consumidores habituales», en estos momentos observamos con profunda preocupación que se están dando pasos en la dirección contraria a obtener dicho marco de garantías», critica EUSFAC.

Este colectivo llama a la responsabilidad de cada agente implicado «para que sin mayor dilación se trabaje en pro de un marco legal que establezca un ámbito regulado para las personas usuarias de cannabis con derechos y obligaciones», y muestra su apoyo a las personas que «en los últimos días, por medio de las diversas actuaciones policiales habidas en nuestra comunidad, han visto vulnerados sus derechos fundamentales y padecido diferentes actos de represión, que nos recuerdan a tristes épocas pasadas».

Fuente