El Estado tendrá control sobre la producción y venta de marihuana. Una Ley no hecha a gusto de todos, pero que significa un paso de gigante en la legalización del cannabis.

Uruguay se acerca cada vez más a la aprobación definitiva de la ley que legaliza la producción y venta de marihuana en el país, con el inicio de la votación del proyecto en la Comisión de Salud del Senado.

Fuentes parlamentarias señalaron que el “análisis y aprobación” del articulado se inició el martes y continuó ayer con el objetivo de “seguir avanzando” hacia la aprobación final.

El objetivo de la gobernante coalición de izquierda Frente Amplio (FA) es que el proyecto, que ya tiene aprobación de la Cámara de Diputados, sea aprobado por la comisión y puesto en consideración del pleno del Senado este mes o en la primera semana de diciembre.

El FA tiene mayoría tanto en la Comisión de Salud, cuatro de siete integrantes, como en la Cámara, 16 de 31 miembros, lo que le asegura la aprobación del proyecto que impulsa el presidente José Mujica.

El secretario general de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada, señaló recientemente que de cumplirse los tiempos parlamentarios previstos, el nuevo sistema puede estar en marcha el segundo semestre de 2014. Mujica señaló en repetidas ocasiones que la idea de fondo es “combatir el narcotráfico” y destacó que mediante la represión “la batalla (contra el consumo de drogas) está perdida a nivel mundial”.

En Uruguay, el consumo de marihuana no está penado por ley pero sí su venta y cultivo, lo que será legalizado tras la promulgación del proyecto de ley antes de fin de año.