Uruguay está en condiciones de ensayar nuevas estrategias para combatir el tráfico de drogas como la legalización de la marihuana.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, comentó tras reunirse en Montevideo con el presidente, José Mujica: “Creo que este país está en condiciones de examinar políticas nuevas”

“No creo que haya los impedimentos que en otra parte existirían para lanzarse a eso, porque en otras partes el tema es que los volúmenes del dinero, de la criminalidad, la acción del crimen organizado es de tal magnitud que las prioridades tienen que ser necesariamente otras”.

El secretario además cree que es poco probable que la venta en farmacias y el autocultivo de cannabis en Uruguay genere problemas.

“No veo que exista en el resto de la región ningún escándalo sobre este asunto. Por tanto las decisiones que se adopten son estrictamente de este país, privativas de este país, no creo que vayan a generar un alboroto internacional ni mucho menos”, aseguró.

La Cámara de Diputados de Uruguay debatirá la próxima semana el proyecto que si fuese aprobado pasaría luego al Senado para su votación.

Según el presidente uruguayo el proyecto sería  una iniciativa para “quitarle clientes al narcotráfico” una actividad que considera “peor que la droga”.

El proyecto en si, impulsado por el presidente uruguayo, pretende reducir el daño que causa el consumo de droga vinculado al narcotráfico a través de la licencia para cultivar domésticamente el cannabis por cualquier habitante del país, con un máximo de seis plantas por persona y 480 gramos por cosecha.

Este cultivo también podrá realizarse en clubes, que podrán tener entre 15 y 45 socios. Igualmente señala que será creado el Instituto de Regulación y Control de Cannabis para regular el cultivo consumo y venta de la marihuana, pero que no estará a cargo de la producción y comercialización de la droga.

El organismo regulador también establecerá un registro voluntario de consumidores que podrán adquirir hasta un máximo de 40 gramos de marihuana al mes. El diputado uruguayo Julio Bango, del Frente Amplio, sostuvo que este proyecto “es un paso muy importante para resolver una contradicción que existe en nuestra sociedad hace 40 años donde está permitido el consumo y no el acceso a la droga, lo que promueve el narcotráfico”.

 

Escrito por César Padial

VER TODAS LAS NOTICIAS