El Poder Ejecutivo sigue dando pasos afinando la regulación del mercado de la marihuana en Uruguay y preparando la ultima parte de la Ley aprobada en 2013 que refiere a su venta en farmacias. Uno de los principales puntos que preocupan al Gobierno es la transparencia legal de quienes estén al frente de las empresas encargadas de producir la marihuana y el control sobre lavado de activos.

En este sentido el presidente Tabaré Vázquez acaba de firmar un decreto que establece que cada modificación en la titularidad de las personas jurídicas sea comunicada con anterioridad al Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) y este a su vez enviará la información a la Oficina de Lavado de Activos.

El decreto establece también que “la omisión dará lugar a la suspensión inmediata de la licencia otorgada”. En Uruguay ya existen 2.600 cultivadores domésticos registrados y 15 clubes de membresía en trámite de registro. En total hay por tanto 3.300 uruguayos que ya no integran el mercado ilícito de drogas.

Paralelamente hay 11 empresas para la producción y distribución de cannabis ya precalificadas de las 22 que se postularon al proceso de selección. Según indicaron desde la Junta Nacional de Drogas (JND) a LA REPÚBLICA, se ha pedido a estas empresas más documentación tendiente a despejar cualquier duda con posible vinculación al lavado de activos entre otras cosas y por ello algunas empresas pidieron una prórroga para entregar dicha documentación.

“Hemos ido con paso lento a propósito, para no equivocarnos en nada porque es una experiencia única y nos miran de todos lados”, dijo el Secretario General de la JND, Milton Romani. Seguimos en la etapa final del proceso licitatorio, que es un tema difícil, por lo que hemos ido dando mayores plazos a las empresas para asegurar que no ocurran fallas. Basta que surja un problema para echar todo a perder”, dijo Romani.

Te puede Interesar
Ohio rechaza la legalización de marihuana

En cuanto a su venta en farmacias está a estudio si estas podrán tener una ganancia del 30 % sobre el valor final del producto, que deberá ser adquirido de las empresas productoras cada quince días y ser almacenado en una cantidad máxima de dos kilos en un mueble específico para ese fin con acceso restringido. También se está evaluando si su comercialización comienza en 250 farmacias, para ser ampliado posteriormente.

Fuente