Desde hace tres años existe en pleno corazón de esta ciudad, ubicada a ocho millas al este de San Francisco, una universidad que entrena en el cultivo y negocio de la venta y distribución de la marihuana.

“Ganarías entre $50,000 y $100,000 al año. Tendrías un modo de ganarte la vida. Te enseñamos sobre la producción, cómo preparar presupuestos y cómo crear tu propia marihuana”, dice uno de los anuncios que promueve la Universidad Oaksterdam para atraer alumnos.

Los estudiantes van desde pacientes que usan la marihuana con fines medicinales hasta quienes quieren abrir su propio dispensario o trabajar en alguno.

En California, desde 1996 los votantes aprobaron el uso de la marihuana medicinal la cual se vende a través de dispensarios o clubes a personas cuyos médicos se los han recetado. “El promedio de edad de los estudiantes es de más de 35 años. Aunque las primeras generaciones fueron de jóvenes”, dice Dale Clare, rectora de la Universidad Oaksterdam, la cual ya tiene una extensión en Los Ángeles, otra el norte de la bahía de San Francisco y una más en Michigan. “Muchos han perdido su empleo y esto es una alternativa. Estamos hablando de miles de empleos cada año en una industria verde”, precisa Clare.

De noviembre de 2007 a la fecha, se han graduado 9,000 estudiantes que han venido de varias partes del país a tomar cursos que duran alrededor de 13 semanas, dos horas y media a la semana, a un costo de $650.

“La razón por la que abrimos es para proporcionar un entrenamiento de calidad para la industria de la cannabis”, explica la rectora. “Nuestro plan de estudios enseña cómo hacer crecer la marihuana, política, historia, cuestiones legales, cívicas (cuáles son tus derechos) y ciencia (cómo afecta la marihuana); cómo cocinarla, métodos alternativos de ingestión”, especifica. Una vez que han tomado esas clases enseñan a sus estudiantes como meterse en el negocio.

Judith Quea, una maestra de civismo, detalla que les enseña a los estudiantes hasta qué hacer en caso de ser detenidos por la policía cuando los encuentran consumiendo la hierba con fines recreacionales.

La Universidad Oaksterdam fue fundada por Richard Lee, tras una visita a una escuela especializada en el cultivo de la droga en Amsterdam, Holanda. A diferencia de la escuela de Amsterdam, Lee decidió enfocarse en la comercialización. Las instalaciones ubicadas en pleno centro de Oakland se extienden sobre 30,000 metros cuadrados, tienen varios salones de clases, dos auditorios, un laboratorio para crecer las plantas y un teatro.

Cody Phipps, del Sur de la Florida, es un egresado de la Universidad de la Marihuana, de 23 años, que está ahora haciendo su internado. “Mi pasión siempre ha sido la marihuana y me gustaría quedarme aquí a trabajar”, explica.

Fuente