Una noticia sobre una iniciativa de carácter eugenésico tomada por una ONG estadounidense que nos parece difícil de calificar.


Barbara Harris, fundadora de Project Prevention

Los usuarios a las drogas y alcohólicos en Reino Unido que acepten esterilizarse recibirán 200 libras, 229 euros. Está extraña oferta es de una ONG estadounidense y se llama Project Prevention (Proyecto Prevención). Su fundadora, Barbara Harris, ha admitido que es un método muy parecido al “soborno”, pero asegura que no ve otra manera de impedir que el daño físico y psicológico a los no natos durante el embarazo. Otras ONG han criticado esta iniciativa. Se calcula que en el archipiélago hay un millón de niños que viven con padres usuarios de drogas.

Harris tuvo la idea tras adoptar a los hijos de una consumidora de crack en Carolina del Norte. Desde su fundación, ha esterilizado a 3.500 personas en EE UU. El presidente de Addaction, una organización británica de asistencia a drogodependientes, opina que esta oferta “explota a gente muy vulnerable que probablemente está en el momento más bajo de su vida”.

El primer británico en someterse a esta intervención por dinero es un hombre de Leicester, drogodependientes desde los 12 años, que aseguró llevar mucho tiempo pensando sobre esa idea. “No sería capaz de mantener un niño, casi no puedo mantenerme a mi mismo”, ha indicado el hombre a la cadena británica BBC. Para la gestora de un centro de atención del este de Londres, la ONG estadounidense defiende sus argumentos a través de “ejemplos extremos” y no aplicables al Reino Unido debido a las diferencias con EE UU.

Fuente