Nicola Austen fue detenida y condenada a nueve meses en prisión por asegurarse así que su hija «se lo pasara en grande» al cumplir los 18 años

Cuando el dieciocho cumpleaños su hija se acercaba, Nicola Austen, una madre británica de 37 años, decidió que haría todo lo posible para que se lo pasaran en grande.

Así es como, según «Huffington Post», Austen decidió comprar 12 bolsas de cocaína —de casi 9 gramos— para asegurarse de que fuera una noche inolvidable.

Madre e hija planeaban viajar en limusina hasta Londres, donde tendrían una fiesta para celebrar la mayoría de edad de la joven, según el fiscal del caso, Craig Evans.

Poco sospechaban las dos mujeres que ese viaje nunca se realizaría. El 31 de enero la Policía se pasó por casa de Austen —que había sido condenada ya seis veces por posesión de drogas— para hablar con ella.

Fue entonces cuando un perro policía olió y descubrió la cocaína. Austen no tuvo más remedio que admitir que la había adquirido para la celebración del cumpleaños de su hija, según «The Telegraph».

La mujer ha sido condenada esta semana a nueve meses de prisión y a 250 horas de trabajos comunitarios, añade «South West News Service».

Te puede Interesar
Compra un bote de Nesquik y se encuentra dentro un cuarto de kilo de cocaína

A pesar de sus condenas previas, Austen no irá a prisión pues el juez ha decidido que su ausencia sería perjudicial para su hijo pequeño.

Fuente