El manual de la Sociedad Española de Oncología Médica y la Federación Española de Cáncer de Mama para paliar los efectos secundarios de la quimioterapia afirma que no hay evidencias científicas que respalden el uso de cannabis en los pacientes.

No hay evidencia científica de que el cannabis ayude a controlar los efectos secundarios de la quimioterapia, aunque podría suponer una ayuda en casos personalizados. Este es uno de los aspectos que recoge el manual elaborado por especialistas médicos sobre cómo enfrentarse a los efectos secundarios de la quimioterapia, un proyecto que se enmarca dentro de la campaña ¡Siéntete Bien! impulsada por la Sociedad Española de Oncología Médica (Seom) y la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma) dirigida a pacientes oncológicos y sus familiares.

Junto a la acupuntura, hipnosis, relajación o musicoterapia, entre otros, la citada guía, indica el cannabis, como un tratamiento complementario para frenar las náuseas y los vómitos tras la quimioterapia. “Actualmente no hay estudios que evalúen el papel del cannabis tanto oral como inhalado como tratamiento antiemético posquimioterapia. Podría suponer una ayuda en casos personalizados, pero teniendo en cuenta esa falta de evidencia científica”, recoge el manual, haciendo hincapié en que “el médico debe ser cauteloso a la hora de recomendar productos derivados del cannabis inhalado”.

Fuente