Una muestra más del corporativismo y los intereses creados en el mundillo de la denonimada “lucha antidroga”: las únicas propuestas de un sindicato de enfermería consisten en contratar enfermeros, especialmente en los centros escolares.


“¡Callad y obedeced, que vosotros no sabéis de esto!”

El Sindicato de Enfermería Satse reclamó a los gobiernos y a los agentes internacionales, con motivo de la celebración del Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, que tendrá lugar mañana, “una mejora en la toma de acciones concretas en la prevención y erradicación de este mal que amenaza el bienestar y la salud de la sociedad”.

Como ejemplo, resaltó la necesidad “imprescindible” de contar con la figura del enfermero escolar para la prevención en los centros docentes.

Y es que, a juicio del sindicato, “uno de los protagonistas en desarrollar políticas preventivas a través de la información veraz y sanitaria es la figura del enfermero escolar, quien supone un elemento vital tanto en la información y prevención, como en el tratamiento para la recuperación de personas con problemas de drogadicción”.

Para Satse, “el trabajo del enfermero no sólo debe ceñirse a los centros sanitarios, sino que su presencia en la educación sanitaria preventiva y la promoción de hábitos saludables hacia los jóvenes en las escuelas es un factor indispensable para la erradicación del consumo de drogas entre los adolescentes, es decir, las personas más vulnerables”.

Finalmente, recordó, a través de un comunicado, que “mediante un tratamiento adecuado y la ayuda de profesionales sanitarios es posible una recuperación absoluta y abandono de un mundo en el que la adicción a las drogas supone una lacra para el individuo y una problemática que involucra a todos los sectores de la sociedad”.

Fuente