El misterio: El Concello investiga el origen del extraño olor que desde la pasada semana se percibe en la ciudad. Aunque la competencia en esta materia es de la Xunta, el gobierno local ha decidido iniciar una serie de muestreos para aclarar la procedencia de este aroma, que se empezó a notar a mediados de la pasada semana.
La solución al misterio: Seguramente lo que huele son los secaderos. Todos sabemos que es ahora el momento de cortarlas, colgarlas bocabajo a oscuras en un lugar bien ventilado y seco, huelen maravillosamente bien.

El misterio: El concejal de Servizos y Medio Ambiente, Rafael Fernández Beceiro, explicó que, ante la expectación creada en la ciudad y la llegada de numerosas quejas por parte de vecinos, el gobierno local ha encargado «aunque no es nuestra competencia» la realización de una serie de catas para dilucidar el origen del olor, similar al de la marihuana.

Asimismo, desde el ejecutivo municipal se ha trasladado, primero vía telefónica y luego de forma oficial por escrito, la existencia de este aroma para que la secretaría xeral da Calidade do Aire realice también sus propia investigación y tome las medidas oportunas.

Fernández Beceiro afirmó que los muestreos se seguirán realizando en función de si se mantiene el olor o no, que al parecer se intensifica cuando soplan los vientos del sur. «Esperamos tener resultados pronto», comentó edil socialista.


Por días

La presencia del extraño olor se empezó a percibir en Ferrol a mediados de la pasada semana. Se ha mantenido durante varias jornadas. «El lunes sí se detectó pero por ejemplo hoy y ayer nada», comentó el concejal responsable del área de Servizos y Medio Ambiente.

En cuanto a las zonas donde ha llegado el aroma, desde el Concello señalan que es el centro ferrolano donde más se ha percibido el extraño tufo. En concreto, los vecinos del Cantón de Molins son algunos de los que más han sufrido la presencia del olor. «Aunque también hemos tenido llamadas de vecinos de Santa Mariña y de la periferia de la urbe», destaca Rafael Fernández Beceiro.

Sobre el origen del olor, aunque no hay nada confirmado, algunas de las posibilidades que se barajan es que pueda proceder de la actividad portuaria o del astillero, de la propia ría, o incluso, de alguna empresa.

La percepción de este aroma y su similitud con el de la marihuana ha generado gran expectación en la ciudad, e incluso ha tenido repercusión en Internet. La red social de Facebook tiene en activo desde la pasada semana una página y un grupo con cerca de cuatrocientos miembros. Algunos de ellos comentan que no solo se detecta el aroma en Ferrol, sino también en otros municipios como Narón y Ares.

Fuente

La solución al misterio: Seguramente lo que huele son los secaderos de la peña. Todos sabemos que es ahora el momento de cortarlas, colgarlas bocabajo a oscuras en un lugar bien ventilado y seco, huelen maravillosamente bien.

Desde mi primera cosecha me di cuenta de cual era el mejor momento de todo el proceso, y es justo después de acabar de manicurar las plantas y meterlas en el secadero. Te sientas y empiezas a despegarte el charás de que quedaste pringado, y con ese mismo charás te lías un porrito para tener una primera impresión de la cosecha.

A partir de ahí y durante una semana, o dos, los aromas de los tricomas rotos en el trasiego de la cosecha liberan mucha de su carga olorosa. A mí me encanta meterme en el secadero a aspirar ese aire, de paso que controlo el proceso de secado de lo que tengo para consumir hasta la cosecha del siguiente año.

No se preocupen mucho los lectores de Ferrol, si hubiese alguno claro, que este problema en cuanto estén secas y se metan a cajas de madera para continuar con su curado se pasa.

Fuente