Un agricultor francés asegura dar cannabis a sus patos para combatir los parásitos intestinales. ¿Es cierto o fue sólo una excusa para evitar problemas legales?

Un agricultor francés ha sido condenado a un mes de prisión con suspensión de pena y una multa de 500 euros por alimentar a sus patos con plantas de cannabis.

Michel Rouyer fue detenido tras una redada en la que la policía descubrió trece plantas de cannabis y cerca de cinco kilogramos de droga en su casa.

Royer declaró que utilizaba las plantas para combatir los parásitos intestinales de sus patos y afirmó que para ese propósito no existe un tratamiento mejor. Aseguró que, gracias al consumo de la planta, sus patos tienen una salud excelente.

El agricultor, que vive en el pueblo de Gripperie-Saint-Symphoriem, en la costa atlántica francesa, admitió también que algo de marihuana era para su propio consumo.

Fuente