Se realizaron el año pasado un total de 29.573 tests preventivos a conductores que podrían tener síntomas, de los que 10.412 dieron finalmente positivo.

Sancionando a conductores por consumo

La directora general de Tráfico, María Seguí, anunció este miércoles que un 35% de los conductores sometidos a controles preventivos de drogas ilegales realizados por agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil dieron positivo y que esos tests se extenderán este año a todos los conductores implicados en accidentes en las carreteras españolas.

En una comparecencia en la Comisión sobre Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso de los Diputados, Seguí señaló que el año pasado hubo “controles preventivos masivos” en las carreteras “por primera vez en la historia”.

Subrayó que, salvo en las vías interurbanas de Catalunya y el País Vasco, los guardias civiles realizaron el año pasado un total de 29.573 tests preventivos a conductores que podrían tener síntomas de estar bajo los efectos de las drogas ilegales (fundamentalmente cannabis o cocaína), de los que 10.412 dieron finalmente positivo.

Para Seguí, estos datos evidencian “un aumento del consumo problemático de esas sustancias, que estamos seguros se refleja en la conducción”.

Reiteró que el organismo que dirige defiende la “tolerancia cero con el alcohol y las drogas ilegales” y anunció que durante 2015 se extenderán las pruebas de drogas “a todos los conductores implicados en accidentes”, con lo que se añade a los tests de alcohol que tradicionalmente se les venía realizando.

Por otro lado, Seguí informó de las cifras de siniestralidad vial del año pasado, así como de las medidas que la DGT va a poner en marcha próximamente para reducir la accidentalidad en España.

Fuente