Muchos países se siguen preocupando por la marihuana como si estuviéramos tratando con el mismísimo diablo en persona. La verdad es que los estudios siguen afirmando que la marihuana debería de ser de lo que menos nos deberíamos de preocupar. La droga más letal de todas es legal en casi todo el mundo y se vende en cualquier esquina, y es significativamente más peligrosa que una variedad enorme de substancias que están prohibidas. Se llama alcohol.

De acuerdo con un reporte publicado en el Washington Post, el alcohol es 114 veces más peligroso que la marihuana, que sigue siendo ilegal en muchos países pero que jamás ha caudado una muerte por sobredosis. Los autores de estudio compararon los peligros de consumir varias drogas, desde mota hasta meth y heroína, y encontraron que la marihuana es la más segura de todas.

En esta tabla, los expertos acomodaron la lista de drogas que estudiaron y midieron que tan posible es que un usuario promedio ingiera una dosis tóxica. En la tabla se puede ver que la mayor amenaza la puedes encontrar en un bar de tu colonia.

Aun así, la marihuana sigue acomodándose junto con la heroína, el éxtasis y el LSD. La ley dice que el cannabis es la droga con mayor potencial de abuso, sin ningún valor medicinal y no esta aceptada por los médicos como segura para consumo personal. Mientras que las dos drogas más peligrosas y adictivas están a la venta a mayores de edad y sin mucha supervisión de parte de la ley. La cocaína esta considerada como una droga menos peligrosa que la marihuana ya que algunos dentistas la usaban como anestesia local.

En esta tabla se puede observar la tasa de mortalidad medida en el 2013 de drogas legales e ilegales. (y como pueden ver, la marihuana no ha matado a nadie).

Vía Mic