¿A quién no le gustaría que le pagaran por estar acostado todo el día? De lunes a viernes ansiamos poder estar relajados, al fin en las tardes cuando llegamos a casa y podemos liberarnos. ¿Te imaginas hacer de esto un trabajo?

Algo por el estilo está planeando la NASA, que actualmente está buscando voluntarios para unas “Investigaciones sobre descanso”. Estas consisten en 70 días en los que los participantes deberán pasar en la cama consumiendo diversas variedades de cannabis. ¿Lo mejor? Recibirán $18.000 dólares por ello.

Bueno, el pago es por participar en la investigación y por la atrofia corporal que ocurriría en este tiempo de inmovilidad. En este periodo, quienes son estudiados pueden leer, utilizar Skype, jugar y realizar actividades que los mantengan en su lugar: la cama.

El objetivo de estas investigaciones es encontrar maneras de preservar la salud y seguridad de los astronautas, en especial por los largos viajes que deben realizar con poca actividad física. Además, pretenden observar cómo influiría la marihuana en el cuerpo.

El estudio se enfoca en tres aristas: cómo la fisiología y sus cambios afectan en ciertas misiones; comprender el impacto de estado fisiológico de alguien en su capacidad para realizar ciertas tareas; y preparar contramedidas para cualquier deterioro físico posible.

Te puede Interesar
(Video) Detectada una superplantación de 135.400 plantas de marihuana en un polígono de Canovelles

Por eso tienen al equipo en reposo, y a otro equipo con entrenamiento físico. Estarán en observación entre 97 y 105 días. Para evitar demasiado daño, los 13 primeros días del estudio los sujetos en reposo podrán moverse dentro del espacio de la habitación. De todos modos, un gran desafío.

Fuente