El gabinete provisional aprobó un proyecto de ley para permitir el uso limitado del cannabis con fines médicos. Además del cannabis, el proyecto de ley despenalizaría el consumo de otros estupefacientes, como el kratom y el opio, para permitir la realización de investigaciones médicas, un paso necesario hacia una mayor disponibilidad para usos terapéuticos.

“La aprobación de este proyecto de ley es un hecho importante”, dijo el portavoz del gobierno Sansern Kaewkamnerd. “Se permitían narcóticos de clase 5 para cultivo y extracción… pero no para consumo, lo que imposibilitaba su uso para investigación en humanos”. De ser aprobada por el Parlamento, la nueva ley autorizaría a la Junta de Fiscalización de Estupefacientes a establecer plantaciones para el cultivo y la realización de experimentos.

Khaosod English del 16 de mayo de 2018

Fuente IACM