La enmienda les permitiría a los pacientes certificados por médicos, profesionales de la medicina tradicional y aplicada y agricultores pedir permiso al ministerio para producir, importar, distribuir y poseer cannabis

El gabinete de Tailandia aprobó el martes una propuesta del Ministerio de Salud que les permitiría a profesionales de salud, agricultores y pacientes cultivar, producir y exportar cannabis y sus productos.

La vocera del gobierno Trisulee Trisaranakul dijo que el ministro de Salud presentó una propuesta de enmienda a la Ley de Narcóticos para expandir el acceso al cannabis médico en el país.

La enmienda les permitiría a los pacientes certificados por médicos, profesionales de la medicina tradicional y aplicada y agricultores pedir permiso al ministerio para producir, importar, distribuir y poseer cannabis, dijo la vocera.

La ley actual les permite solamente al gobierno y a aquellos involucrados en el cultivo del cannabis medicinal con permiso del ministerio dedicarse a esas actividades para desarrollar conocimiento médico en colaboración con el gobierno.

La propuesta además le daría al ministerio de salud la responsabilidad de usar cannabis confiscado para uso medicinal.

La medida será enviada ahora al Consejo de Estado para un cuidadoso examen legal y ajustes y entonces sometida a votación en el parlamento.

Cannabis en Tailandia

La legislatura de Tailandia enmendó en el 2018 una ley que permitía el uso de cannabis por razones medicinales, además del kratom, una planta local usada tradicionalmente como estimulante y analgésico.

Te puede Interesar
Activistas tailandeses se movilizan contra las patentes del cannabis médico

Tailandia era conocida previamente por sus severas leyes antidrogas, pero ahora contempla el potencial económico del cannabis. Un reporte el año pasado por Prohibition Partners, que dice ser una autoridad en el asunto, sostuvo que el mercado asiático para el cannabis medicinal estará valorado en 5,800 millones de dólares para el 2024.

En enero, Tailandia abrió sus dos primeras clínicas para dispensar aceite de cannabis para tratamientos, un paso en la política del gobierno de promover e uso licenciado de productos de marihuana para aliviar los síntomas de diversas enfermedades.

Fuente