El consumo crónico de cannabis por adolescentes no parece estar relacionado con problemas posteriores de salud física o mental, como depresión, síntomas psicóticos o asma, según un estudio publicado en Psychology of Addictive Behaviors por investigadores del Centro Médico Universitario Pittsburgh de Pennsylvania y la Universidad de Rutgers de Nueva Jersey , EE.UU,, que hicieron un seguimiento a 408 varones adolescentes hasta los 36 años.

“Lo que encontramos fue un tanto sorprendente”, dijo su autor principal el Dr. Jordan Bechtold, investigador de psicología del Centro Médico Universitario Pittsburgh. “No hubo diferencias en ninguno de los resultados de salud mental o física que hemos medido independientemente de la cantidad o la frecuencia de la marihuana consumida durante la adolescencia”. Basándose en algunos estudios previos, esperaban encontrar un vínculo entre el consumo de marihuana entre adolescentes y el desarrollo posterior de síntomas psicóticos (delirios, alucinaciones, etc.), cáncer, asma o problemas respiratorios, pero no hallaron ninguno. El estudio tampoco detectó ninguna relación entre el consumo de cannabis en la adolescencia y depresión, ansiedad, alergias, dolores de cabeza o presión arterial alta posterior. La investigación fue una rama del Estudio de Jóvenes de Pittsburgh, que inició el seguimiento de estudiantes masculinos de escuelas públicas de Pittsburgh de 14 años a finales de 1980 y que analizó diversos temas sanitarios y sociales. Durante 12 años los participantes fueron encuestados anual o semestralmente, con una encuesta final a 408 integrante en 2009-10 cuando tenían 36 años.

Bechtold J, Simpson T, White HR, Pardini D. Chronic Adolescent Marijuana Use as a Risk Factor for Physical and Mental Health Problems in Young Adult Men. Psychol Addict Behav. 2015 Aug 3. [en imprenta]

Nota de prensa de American Psychological Association del 4 de agosto de 2015

Fuente IACM