Que tal. Sobre todo felicitar a la revista por sus contenidos en general y esta sección en particular que nos ayuda a los novatos y no tanto a resolver problemas que para otros igual son simples, pero que a muchos nos impiden llevar bien nuestros cultivos.

En este caso os escribo porque tras escuchar distintas opiniones aún no tengo claro porque cultivando en hidropónico la hierba sabe peor y se tose más, sobre todo porque últimamente he probado material cultivado con químicos y me parecía orgánico. ¿Es esto posible? Un abrazo y adelante con vuestra labor. Gracias.

Gracias a ti por tus ánimos y palabras.

Es cierto, existe la creencia general de que cultivando en sistemas hidropónicos o con fertilizantes químicos o minerales es imposible conseguir una marihuana tan sabrosa y aromática como la cultivada en una tierra fértil y cargada de nutrientes y que si llegado el momento hay que abonar, se hará con fertilizantes también biológicos y orgánicos, como cenizas, excrementos, guanos (excrementos fermentados de aves voladoras) y harinas de sangre, huesos y cuernos. Cuando decimos que esto un tópico, lo hacemos basándonos en el hecho de que si la hierba cultivada en hidro lo ha sido manteniendo un régimen alimenticio adecuado y poco agresivo, y se realizó un correcto lavado de raíces antes de la cosecha, resulta realmente difícil, según que variedades, distinguir si fue cultivada con alimentación mineral o bien si lo orgánico primó en su desarrollo, como tu mismo has podido apreciar.

Al igual que la mayoría del resto de las plantas, el cannabis asimila los elementos nutrientes a través de las raíces y sintetiza todos y cada uno de los elementos que necesita y que la conforman a través de la transformación de los nutrientes asimilados en diferente material orgánico e inorgánico por medio de la función fotosintética, y que no existe absolutamente ningún elemento ni forma química orgánica que pueda ser directamente asimilada por el ejemplar.

Entonces, si da igual que la alimentación sea orgánica o química, ¿por qué el cannabis hidropónico tiende a tener unos aromas más metálicos y planos que la cultivada en tierra? La respuesta es sencilla: porque en tierra, y sobre todo en exterior y en el suelo, la diversidad de elementos químicos y sus interactuaciones superan con mucho a la que se puede conseguir en un sistema hidropónico.

En hidro controlamos la calidad y la cantidad de los nutrientes, pero es realmente difícil producir todas las combinaciones posibles que se producen en un medio orgánico así como aportar la cantidad de elementos químicos que pueden encontrarse en un suelo determinado. Podríamos entender el cultivo orgánico en tierra como un sistema analógico en el que entre dos valores dados existen infinitos valores intermedios, mientras que un programa de nutrición químico es más semejante a un sistema digital, en el que entre dos valores existe un número determinado de pasos intermedios.

Es por esto que salvo que utilicemos productos altamente especializados que incluyan multitud de formas químicas asimilables por la planta, difícilmente conseguiremos las características organolépticas que la tierra proporciona. Sin embargo, podemos aproximarnos a base de aportar el máximo número posible de elementos asimilables aunque aparezcan a nivel de traza como el selenio o el molibdeno.

Otro factor al que se le da suma importancia es el de la vida bacteriana y microorgánica que existe en un sustrato “vivo” como la tierra. Evidentemente en un medio inerte no existe ningún tipo de vida, pero no es difícil conseguir que determinadas colonias comiencen a reproducirse para emular los procesos bioquímicos de la tierra a partir de diferentes productos que existen en el mercado. Incluso de la misma Naturaleza puede iniciar el proceso de la “micro vida” si proporcionamos las condiciones adecuadas.

Esperamos que tu duda haya quedado resuelta. Un saludo