El Gobierno de Colombia culminó hoy, después de un poco más de un año, el proceso de reglamentación que regirá el cultivo, producción y transformación de la marihuana para fines médicos y científicos en el país, reportó dpa.

A través de cinco resoluciones, los Ministerios de Salud, Justicia y Agricultura establecieron las “reglas de juego” que regirán a pequeños y medianos cultivadores, así como los precios de las licencias que deberán pagar los transformadores dependiendo de su actividad y los beneficios que obtendrán.

“Aquellos que cultiven en una superficie de media hectárea o menos son considerados pequeños y medianos cultivadores y, por tanto, podrán acceder a asesoría técnica, asignación prioritaria de cupos y compra de su producción por parte del transformador”, detalló una de las resoluciones.

Asimismo, los textos aprobados por los Ministerios establecen los protocolos de seguridad que se deben implementar en los centros de investigación de la planta, y regulan técnicamente la evaluación y seguimiento correspondientes a las modalidades de licencias que se otorgarán.

En mayo de 2016 comenzó el camino para legalizar el uso medicinal de la planta en uno de los principales países productores de cannabis del mundo con la aprobación en el Congreso del proyecto de ley que buscaba reglamentar dicha actividad científica.

La nueva ley permite el cultivo, fabricación, adquisición, importación, exportación, almacenamiento, transporte, comercialización, distribución, uso y posesión de las semillas de cannabis, así como sus derivados y los productos que lo contengan, con fines medicinales y científicos.

Te puede Interesar
Crean una asociación que busca expandir el cannabis medicinal en Colombia

Fuente