Variedades africanas

Tras el rotundo éxito avasallador de mi anterior entrega sobre intocadas razas puras de lo más recóndito de Asia, baratitas ellas además, la presión popular me ha hecho continuar con la misma tónica, pero esta vez en materia de africanas al sur de Etiopía… a las cuales yo, personalmente, adoro.

Para empezar, hay algo fundamental a tener en cuenta: las genéticas subsaharianas son casi todas radicalmente sativas (como mucho, alguna tiene cierto entronque índico… pero muy leve), con lo que podéis iros olvidando de recogerlas antes de fin de octubre, como muy pronto, e ir esperando eléctricas subidazas marchosas y cañeras de las de subirte por las paredes, en la onda de las anfetas o la farlopa, pero en mariguanero. Ni que decir tiene que son ideales para cultivar en exterior en zonas con un calorazo tremendo (hay varias que no son felices por debajo de 32-35 ºC), en las que se sentirán como en su casa… pero en cuyo caso suele ser recomendable darles mucha, mucha agua.

Hay muchos Bancos con fondos africanos en sus catálogos, pero dos destacan por su especialización máxima en “lanraces” puras de dicho continente, en el cual viven sus cultivadores: Afropips y African Seeds. Y, mira qué bien, ¡no son caros para nada! ¡Yuuuppiiii!

AFROPIPS

Este interesante Banco salió al mercado en 2000, fruto de las inquietudes de un tal Afroman, y es de esos puristas que se niegan a producir semillas feminizadas y se jactan de no usar más que métodos biológicos de cultivo. Sólo vende sus semilluquis en paquetes de diez, en cajitas transparentes “de gran rigidez y resistencia, con atmósfera controlada”, y tiene tres líneas de ellas, tres. La primera es de “landraces” puras; la segunda, de hibridaciones con dichas “landraces”; y la tercera, de híbridos con otras procedencias.

La gama de Landraces consta de 5 variedades. Salvo la Durban Poison y la Malawi Mini, están casi todas a 40 euros la cajita de 10 semillas sin feminizar.

A la Durban Poison , clásica donde las haya, la conozco de haberme fumado asiduamente hace unos años la procedente de Dutch Passion (cultivada en huerto a lo ecológico-sin-concesiones) y molaba cantidubi. Proporciona un hábil colocón energético y activo, pero sin pasarse, mazo de agradable (no veáis cómo podía fomentar a veces el afán estético por la belleza, sobre todo en las puestas de sol) y su delicioso saborcito a aceite de oliva virgen extra. Como decía el que la cultivaba, “por mucho que fumes de ésta, nunca te va dejar tirao”. Es la más barata de la gama, pues sólo cuesta 30 euros por cajita.

A 40 euros tienen la Malawi Gold, la Nigeriana y la Swazi Red. La Malawi Gold de este Banco proviene de 10 años de crianza selectiva entre cultivadores africanos, buscando “purificar” su subidón “eléctrico, vibrante y de gran claridad mental, combinado con una feliz calidez corporal”. Dicen que su moco es de larga duración y que ¡muy importante! además de los cannabinoides usuales produceTHCV, de efecto flipante-triposo-enteógeno-pastilleril. Además, le han sacado una versión compacta específica para interior, la Malawi Mini, que queda muy graciosa en las fotos y que cuesta el doble, 80 eurapios.

La Nigeriana tiene fama de arrasar en los Coffee Shops de Amsterdam desde los años 80. Crece muy bien en exterior en el hemisferio norte y es de agradable e inspirador ciego marchoso, sabor “a té de limón” y alta producción de cogollorros grandotes y resinosos pese a su talla, bajita y manejable.

La Swazi Red (también conocida por sus nombres Afrikaaner, Swazi Rooibart, y castellano, Barbarroja) es otra clásica del continente negro, procedente de la región swazilandí de Nikomati. Es famosa por su propensión a crecer con tallo único para producir enormes y resinosos cogollazos “del tamaño del antebrazo de un hombre” con “espectaculares” pistilos, larguísmos y de color rojo parchís, su subidón “claro, energético y natural”, y el pestazo que suelta.

Su gama de Afro Híbridos consta de 15 modalidades, algunas bastante polihíbridas, a 4 precios (aunque 13 se reparten entre los 30 y los 40 euros). A 30 euros tienen 6, las Malaki ((Malawi Gold XWhite Russian (que es Brasileña X India X Afghana) ; de efecto y sabor “especiado, tropical y lujuriante” ), Malberry ((Malawi Gold X Blueberry’2000 Cup (que esThailandesa X Oaxaca Gold mexicana X Afghana X Brasileña X India), sabor “supremamente suave” y sativete efecto de “vuelo sin motor”), Mal’SP ((Malawi Gold X Silver Pearl’95 Cup (que es Colombiana X Mexicana XAfghana); de sabor cítrico y “lujosa y tropical” subida), Mr.Majestyk (la citada Malberry XCinderella 99 (muy popular y cotizada en Suráfrica); de sabor a especies y ¡melón! y ansiolítica subida de larga duración), Nigeriana X Afghana (de vigoroso crecimiento, buena producción y pungente sabor a hachís “que te deja un zumbido en el cerebro”) y Triple Treat ((Malberry XSweet Tooth (que esThailandesa XOaxaca Gold mexicana X Colombiana XAfghana), de suave y llevadera subida y sabor “frutal y especiado”).

A 40 euros tiene otras 6, las Mabombe ((Malawi XWhite Russian) X ((Sweet Tooth#3) X (Congoleña X Nepalí)), de sabor “deliciosamente dulce” y dura pegada “con K.O. y blancazo en caso de sobredosis”); Nigerian99 ((Nigeriana XCinderella99); sabor a hachís, estructura compacta, cogollacos de gran tamaño y floración a mitad de octubre), Power Malawi (Malawi Gold X Durban Poison; porte “tallo único-pene de burro”, altos niveles de THC y producción y floración a mitad de octubre); Sangoma (((Malawi XSilver Pearl) XBlueberry’2000 Cup), tendencia al tallo único, buena producción, elevado THC y fumada “muy equilibrada”), Senegal Haze (una evolución de la Sativa Pura senegalesa de Cassamarca mezclada con la aquí poco conocida Phoenix Haze, de crecimiento tan vigoroso que tiene bastante con 10 días de vegetativo en indoor para compensar los 90 días que necesita para cogollar –como buena Haze- y sabor y efecto “muy fuertes”) y Tribal Vision (polihibridón de Malberry XSweet Tooth#3 X Grapefruit XCongoleña XNepalí; con subida “exótica y cimbreante”, delicioso sabor floral y tonos violeta).

La única que está a 45 eurorros es la Malawi99 ((la “devastadoramente psicoactiva” Cinderella 99 (procedente del extinto y legendario Banco Brothers Grimm, recordemos) X Malawi Gold ) que crece muy deprisa y con gran resistencia al moho para producir cogollos de gran potencia y subidaza “limpia y vibrante”); y la única a 60 euros es la Sweet White Malawi WR.ST3 ((Malawi Gold XWhite Russian XSweet Tooth #3), de fácil cultivo e ideal para indoor por su compacto porte, de efecto “soplo mental” y distorsiones visuales en caso de sobredosis).

Por último, su Gama de Híbridos ITN cuenta con otras 3 variedades, las más baratas de su catálogo. A 40 euros el paquete tienen la Grenadella (la aquí desconocida Grenadino X Cinderella99, superproductora, de sabor a pomelo y recio subidón sativísimo); a sólo 20, la Fast Blast ((la aún más desconocida Índica Iraní XBlueberry, de compactas dimensiones y velocísima floración que la hacen ideal para indoor, aunque plantada en huerto pueda alcanzar dos metros de altura, en cuyo caso puede ser cosechada a mitad/final de septiembre -si se la deja cogollar hasta noviembre pillará bellos tonos malva- y altos niveles de THC); y a ¡15 euritos de nada! la asaz polihíbrida Platinum (Hawaiana X Caribeña X Colombiana X Mexicana X Afghana -ahí es nada-; de buena producción, floración de unos 50 días en indoor y principio de octubre en exterior, cítrico sabor alimonado y suave cuelgue “aterciopelado e indulgente”).

Parecen haber descatalogado su Mix, del que ya no hay referencias en ninguna parte.

Su chuli logotipo está escrito en quedones caracteres afro-étnicos. Puedes pedirles sus fastuosos productos a su página, www.afropips.com, o a través de otros viejos conocidos de los lectores de esta serie (deben ser todos coleguitas), www.seedsman.com y www.drchronic.com .

AFRICAN SEEDS – SEEDS FROM AFRICA

El caso de esta gente es un poco especial, porque en principio deberían ser un Banco extinto, aunque aún hay un sitio web con sus semillas en venta. Hace un par de años su página (www.africanseeds.com) estaba accesible sin problemas y se encontraban referencias a ellos en un montón de sitios; en la actualidad el único que parece tener disponibles sus productos es un canadiense de Vancouver, un tal Russ Travis (www.cannabismarijuana.com), requetehábil señor que tiene en su interminable catálogo ¡¡¡más de 3.000 marías diferentes de 85 Bancos del Mundo!!! (1) Las de African Seeds las vende todas a 45 dólares –más gastos de envío- el paquete de diez, que también son sin feminizar -al cambio actual, unos módicos 32 euros-. Y os aseguro que me he deslomado a ciberinvestigar cosa mala, dejándome hechos una pena estos luceros tan bonitos que tengo por ojos.

Variedades cultivadas en África Central

Ya que parece que todavía existe, este Banco debería tener su base de operaciones en Johannesburgo (Suráfrica), aglutinando a bastantes cultivadores selectos repartidos por todo el continente africano, del cual habrían recolectado durante años lo más granado de la fauna cannábica autóctona a lo largo y ancho de todos sus puntos cardinales.

Sabed que este Banco afirma que todas sus modalidades crecen entre 2 y 4 metros de altura plantadas en suelo fértil y bien irrigado, salvo la Kariba Surprise (3-4 m), la Ethiopian Highland (1’5-2 m) y la Tanzanian Magic (30-90 cms).

Su catálogo coincide con el del Banco anterior en la Durban Poison (dicen que la mejor de toda Suráfrica es la suya, proveniente de la zona de Natal, “una delicatessen para paladares sibaritas” resinosa como su &*@# madre) y la Swazi Rooi Bart (que, para ellos, además de por los pistilos rojo-parchís, destaca por su alto y esbelto porte y sus pegajosos cogollarracos de gran tamaño, así como por la peculiaridad de necesitar 60 días para cogollar en exterior y 90 en interior). De la Durban tienen una versión especial llamada Natural, que se caracteriza por haber sido recolectada en plena naturaleza de plantas salvajes (¡cómo es esta gente!) y que cuesta lo mismo.

Si seguimos sin salir de Swazilandia podemos recurrir a la Swazi Skunk, que según ellos es una sativa purísima autóctona que nunca ha olido ni de lejos ninguna hibridación, de cogolloncios largos y resinosísimos que endilgan un bestial cebollón “que te saca de tus propios calcetines”. Se adapta bien a los indoors y tiene estructura de arbusto.

La prueba de que se han currado a tope toda África es la variada procedencia de su surtido, que también cuenta con las Transkei Green (de fácil crecimiento en exterior, hojas color lima fosforito, cogollotes largos y gordos “como el rabo de un carnero” y “gran subidón natural, similar al de las marihuanas thailandesas”), Kariba Surprise (procedente de una paradisiaca zona zimbabwí habitada por la ancestral y bailona etnia Butoka, que vive apartadísima de las moderneces de la materialista civilización occidental y se pone tibia desde tiempos inmemoriales a fumar esta mandanga de estructura muy ramificada y megacogollos “cola de zorro” de 60 cms de largo, con sombreados blanco y rojo, mucho THC y ni rastro de CBD, con lo que atiza un energizante cuelgue bien marchoso de muy larga duración; tiene alta resistencia a los hongos y triunfa en ambientes con mucho calor, pero sólo si se la riega con mogollón de agua), Zambian Copper (del color del cobre y estructura muy ramificada similar a la de la Malawi Gold, pero con florecimiento algo más rápido, hojas muy oscuras y cogollos con tonos blancos y rojos; su viaje recuerda al de la Malawi pero aguanta mejor los climas fríos que ella) y Ethiopian Highland (de la cual dicen que era la favorita del emperador Haile Selassie -divinidad para la religión rastafari-, que tampoco ha sido hibridada ni lo más mínimo en el jamás de los jamases, proviene de la remota zona de Sahsheme, crece sin problemas en climas fríos y elevadas altitudes, al igual que en indoors (y más aún en invernaderos), con estructura más robusta y ramificada que lo normal en las marías africanas, cogollongos que gotean resina a lo bruto y vuelo acelerado y cañero a tope).

Para acabar, tienen una muy especial, la Tanzanian Magic, ideal para quienes dispongan de poco espacio porque no pasa de tres o cuatro palmos de estatura pero se vuelve toda puro cogollón. Es una sativa de crecimiento rápido (4-6 semanas en interior y 6-8 semanas en exterior) que se adapta bien a indoor, invernadero o exterior en climas fríos, para pegar una subidaza “muy potente y eléctrica”. Y, por último, un presunto Party Mix de precio desconocido, con 20 semillas de 4 tipos, 5 de cada y debidamente rotuladas (Swazi Skunk, Transkei, Durban y Malawi).

En el caso de que tengan algún logotipo, no he logrado controlarlo.

         JIM CONTAINERHUNTER

  1. (1)¡Jooodeeerr!… La web de este tío está pidiendo a gritos un reportaje para ella sola. O varios.