El alcalde de Rasquera, Bernat Pellisa deja la deja de ser alcalde de Rasquera y cede su cargo a Dolors Subirats, actualmente segunda teniente alcalde. Bernat abandona a el proyecto de crear una plantación de cannabis para una asociación de autoconsumo.

Tras la resolución en contra del contencioso administrativo y después de no conseguir la mayoría de los apoyos de sus vecinos, 75%. Bernat Pellisa deja la alcaldía y un proyecto que facilmente hubiera ayudado a salir de la crisis económica al pueblo de Rasquera, siendo un abanderado de los derechos de cada ciudadano.

Leer noticia completa en LA INFORMACIÓN