Consulta sobre un procedimiento para hacer esquejes.


Pregunta:
Hola compañeros, mi nombre es Leandro y cultivo en interior desde hace un par de años. Dispongo de dos armarios caseros fabricados con contrachapado de madera, uno de casi dos metros y medio en el que tengo instalados dos equipos de 400w, y otro armario más pequeño con un equipo de 250w y bombilla de Halogénuro para crecimiento en el que tengo las plantas madre. Hace algún tiempo escuche o leí en alguna parte algo sobre esquejes de “acodo” y desde entonces tengo la curiosidad por saber en que consisten y por aprender a hacerlos. ¿Me pueden explicar los pasos a seguir para realizar unos esquejes de acodo a mis plantas madre? Les agradezco mucho la ayuda. Saludos 

Respuesta: Hola Leandro, la forma de proceder a la hora de cortar tus esquejes de acodo es la siguiente. Tras preparar todo el material y limpiar el espacio de trabajo, elegimos la rama o ramas que queremos esquejar de nuestras plantas. Estas ramas deben ser de entre 30 y 40 centímetros (más o menos desde la punta hasta donde posteriormente realizaremos el corte) para que los esquejes que cortemos sean lo bastante grandes. Una vez elegidas procederemos despejando las hojas, ramitas y brotes a lo largo de la zona del tallo donde vamos a trabajar (unos 10 centímetros de la rama). A la mitad de esta zona realizamos un par de cortes (separados por un centímetro) con el cuchillo o Cutter de forma paralela sobre la rama y raspamos ligeramente para ayudar a que las hormonas de enraizamiento penetren en el tallo. Una vez raspado y con cuidado de no dejar excesos, aplicamos las hormonas de enraizamiento sobre esta zona. Las hormonas no son imprescindibles, pero ayudan mucho facilitando y acortando el proceso de enraizado. Una vez aplicadas las hormonas de enraizamiento debemos envolver la zona del corte usando como sustrato un taco de lana de roca, un puñado de turba o un par de gasas. Para fijar el taco de lana podemos ayudarnos de un trozo pequeño de alambre plastificado, una brida o un pedazo de cordel. Si elegimos hacer el esqueje con turba podemos utilizar unas tiras de plástico (por ejemplo una bolsa de la compra doblada) para sujetar el sustrato al tallo. Una vez sujeto podemos humedecer el esqueje y el sustrato con ayuda de un pulverizador.

La regla de oro para que enrice sin problemas un esqueje acodado es que este no pierda nunca la humedad, pues en el momento que se seque el sustrato las raíces nuevas que hayan brotado morirán. Por ello te recomiendo regarlo una o dos veces al día y colocar un humidificador en el cuarto donde estén las plantas madre. Sólo queda esperar, al cabo de 15 ó 20 días veremos aparecer las primeras raicillas. Cuando esto ocurra significará que el esqueje esta listo para ser transplantado. La forma correcta de proceder para retirar el esqueje de la planta madre y transplantarlo es cortar la rama a ras, por debajo del donde pusimos el taco de lana o la turba. Después se debe retirar la brida o el cordel que sujetaban el sustrato, y ya podemos transplantar el esqueje a su maceta. Las necesidades y cuidados que requieren ahora ya son iguales a los que cualquier otra planta que tengas. Anímate y prueba con algunas plantas hasta que domines la técnica, no te llevará mucho tiempo. Un saludo, y hasta pronto.