“El 10 de diciembre de 2013 Uruguay se convirtió en el primer país del mundo en regular de forma integral el mercado de marihuana. Esta decisión supuso un hito en la historia de la política de drogas, y colocó a Uruguay en el foco de la atención internacional.

Cannabis en Uruguay es un documental que ilustra cuáles fueron las circunstancias políticas, sociales y culturales para que el país diera este paso y llevara adelante esta innovadora propuesta”, así se presenta esta producción de Baztardo Films en asociación con ProDerechos, y con el apoyo de Montevideo Audiovisual de la IM, que tendrá su preestreno hoy, a las 21 horas, en la sala Zitarrosa y que en los próximos días se estrenará en salas comerciales. Por más información ingresar en www.cannabisenuruguay.com.

Para saber más acerca de este filme, LA REPÚBLICA dialogó con su directora y productora, la joven cineasta uruguaya Federika Odriozola, la que comenzó contando cómo surgió la idea de hace este documental.

“Trabajando en comunicación dentro de la plataforma Regulación Responsable en el 2013 nos llegaban muchos pedidos de entrevista para medios internacionales y de documentalistas independientes de USA, Corea, Noruega, etc., y me di cuenta que en Uruguay no se estaba documentando el proceso. Así que decidí comprarme una cámara y empezar a grabar y entrevistar gente con la idea de que todo ese proceso no se perdiera y quedara un archivo en el país”.

Voluntad de cambio

Acerca de las conclusiones que abordaron a través del trabajo investigativo y recopilativo que demandó el hacer esta película, la ideóloga explicó que “el documental finaliza con el día de la votación el 10 de diciembre del 2013. No continúo con el tema de la reglamentación ni la implementación de la ley.

De cualquier forma que exista esta ley ya implica un avance y un cambio en las políticas de drogas. Y demuestra una voluntad de querer hacer algo con esta problemática”.

Al ser consultada con qué se va a encontrar la gente que vaya a ver el filme, y si el mismo es una apología al cannabis, Odriozola aseguró que “el documental no es una apología al cannabis. Lo que se intenta es explicar cuál fue la relación del país con esta planta desde su introducción.

Las diferentes leyes prohibicionistas que se fueron aplicando desde principios del S XX y como a partir de los años ‘80 se fueron gestando diferentes movimientos que luego articulados con el sistema político llevaron este cambio adelante”.

Al preguntársele si esta regulación, que ya tiene dos años, y que está enmarcada junto a una serie de otras medidas, en las políticas innovadoras que llevó adelante el gobierno de Pepe Mujica, lo que ha posicionado a nivel mundial a nuestro país, tiene cosas buenas, beneficiosas, y si estábamos prontos como sociedad para este cambio, la cineasta manifestó que “en mi opinión era un cambio necesario.

La guerra contra las drogas no ha tenido los resultados que se esperaba y seguir aplicando una política prohibicionista carece de sentido. No sé si la sociedad está pronta o no, pero supongo que cuando se aprobó el voto de la mujer o el divorcio también habrá sido polémico, y ahora no entenderíamos a nuestra sociedad sin ese tipo de leyes”.