Chile dio hoy el primer paso con miras a la legalización del cultivo de marihuana en pequeñas cantidades y con fines medicinales, espiritual o recreativo, según un proyecto de ley. La discusión de la iniciativa fue aprobada este martes por la Cámara de Diputados, que aceptó debatir el asunto que de hecho busca un camino hacia la despenalización del uso de la marihuana y así neutralizar el tráfico interno en el país austral.

Es un día histórico contra el narcotráfico, para que aquellos usuarios medicinales dejen de ser perseguidos de una vez por todas y puedan acceder a una medicina que pueden cultivar en sus patios, opinó la parlamentaria comunista Karol Cariola.

En la votación, 68 diputados se pronunciaron de forma positiva, en tanto 39 votaron en contra, con cinco abstenciones.

La idea es que el proyecto sea analizado por una comisión parlamentaria de Salud para su votación en plenaria. En realidad el tema apunta a la forma de acceder a la marihuana en virtud de que su consumo no está penalizado en Chile.

Según la propuesta en debate, se permitiría cultivar un máximo de seis plantas por domicilio, autorizar libremente a las personas que necesiten consumirla por razones médicas y hasta el porte de pequeñas cantidades.

En Chile es ilícito el cultivo, venta y transporte de cannabis y acarrea prisión de hasta 15 años. La prescripción facultativa es obligatoria para quienes deseen consumir la droga por problemas de enfermedades o paliativo al cáncer.

El diputado Pedro Browne, del partido Amplitud, subrayó que la idea es impedir que los jóvenes tengan contacto con los narcotraficantes.

Estadísticas regionales demuestran que Chile es el país de mayor consumo de marihuana y en octubre pasado una municipalidad del territorio nacional se lanzó a cultivar la hierba en un plan piloto aprobado por el Gobierno y con destino medicinal.

Fuente