La policía allanó las casas de los pacientes de cannabis en la región de Dolny Slask (Baja Silesia) y detuvo a Jakub Gajewski, vice-presidente del movimiento Wolne Konopie (Free Cannabis). Estaba en posesión de una gran cantidad de extracto de cannabis con destino a enfermos graves con cáncer. Se enfrenta a 15 años de prisión. El 20 de abril en Varsovia habrá un evento de solidaridad para exigir su absolución y para iniciar una demanda por el derecho humano básico de los pacientes a curarse con cualquier sustancia disponible.

Las leyes polacas sobre cannabis son muy duras. Por la simple posesión de cualquier cantidad la sentencia puede ser de prisión de hasta 3 años. Aunque el extracto de cannabis Sativex está disponible con receta médica, en Polonia sólo hay unos pocos pacientes que puedan beneficiarse de él. El precio de un tratamiento mensual es similar a un salario mensual medio.

Fuente: Comunicación personal de Wolne Konopie.