por: Pierre-Yves JESTIN

Desde el más remoto origen del mundo y la naturaleza, esta ha sabido por si sola, mantenerse en el más perfecto de los equilibrios. Todas las especies de fauna y flora que habitan en la tierra mantienen y mantendrán una estrecha relación de por vida, que heredan de sus madres y padres y transmiten a sus hijos como un valioso legado. En definitiva, la vida obedece a los impulsos de la naturaleza. Así es y será en los siglos venideros. Pero existen cada vez con más frecuencia muchos desajustes dentro de la cadena natural y con ello, se están variando miles de años de evolución en unas pocas décadas. Todo esto, está originado y catalizado por la única acción del hombre.

El hombre, esa curiosa especie que se revela contra sus orígenes, se empeña en devastar sin ningún escrúpulo todo cuanto le rodea, modificando las leyes que desde el principio han regido en nuestro planeta. Pero, ¿quiénes somos nosotros? ¿Tenemos acaso más derechos que las miles de especies que habitan la tierra, incluso antes que nosotros? Sin lugar a dudas es la especie humana la que cuartea y desajusta miles de años de equilibrio sin pararse a pensar las terribles consecuencias de sus actuaciones. Debemos aprender de la naturaleza e intentar restablecer sus antiguas y sabias normas. Es el hombre el que olvida y mutila esta arcaica relación y cuando esto sucede las catástrofes y miserias destruyen salvajemente todo lo establecido.

 

La historia nos recuerda casos como el de la introducción del conejo en Australia, al no existir ningún depredador natural para este mamífero supuso en apenas 5 años la peor pesadilla de este remoto continente austral. Los inofensivos conejos se reprodujeron rápidamente a sus anchas sin que ningún otro animal pudiera dar freno a su expansión. El resultado, un continente prácticamente desertizado sin apenas comida para el resto de los animales vegetarianos. Al escasear estos también escaseaba la comida para los animales carnívoros. Al romperse el equilibrio que existía muchas especies desaparecieron para siempre. Un gran triunfo de la humanidad.

 

Pero… ¿Es Australia un único ejemplo, o por el contrario, es el reflejo de nuestra actuación por el mundo? En efecto, ríos, mares, campos, glaciares y montañas ya no son lo que eran. Todo el ecosistema ha sido modificado por el único interés del hombre y es ahora cuando la naturaleza comienza a resentirse. Por no hablar de las fumigaciones salvajes e incontroladas por todas los lugares de medio planeta, desde Colombia, México, Bolivia, Brasil hasta Laos, Thailandia, Birmania, Afghanistan, Irán, Irak, etc. Por parte de gobiernos,como el americano que “tiene que manejar el mundo a su antojo” y quiere acabar con especies de plantas propias de cada región, como la hoja de coca, la adormidera, la salvia, el peyote… Eso si que es una verdadera plaga endémica para las sociedades de todo el mundo.

En esta ocasión abordaremos a fondo el tema de las plagas en cultivos, pero es importante repasar los conceptos anteriores, para comprender mejor el por qué de la aparición de una plaga.

 

Cultivar cualquier tipo de planta, también significa modificar el ecosistema. Los insectos, por ejemplo, se verán atraídos por este tipo de cultivos, donde encontrará todo el alimento que necesiten sin tener que abandonar este cultivo para marcharse a otro. Además, en estas óptimas condiciones no dejarán de reproducirse con lo que el cultivo acabará muriendo. Al fin y al cabo somos nosotros los que modificamos el campo, ya que en la naturaleza conviven cientos de miles de especies de plantas, entre las cuales se reparten los insectos. Pero aún son mucho más devastadoras las plagas en un entorno alejado de la naturaleza, pues aquí la plaga no encontrará ni un sólo depredador que regule su número. Hablamos de los cultivos de interior. Cualquier insecto que consiga llegar hasta aquí, se reproducirá sin ningún control, una vez más. Parecería imposible cultivar con miles de especies queriendo sabotear nuestro cultivo, pues es posible poder hacerlo procurando seguir las normas de la naturaleza. Las diferentes especies regulan su número entre sí, y es este el modelo más válido para controlar las plagas.

 

Por otro lado, el hombre ha desarrollado en sus laboratorios mil y un brebajes químicos para regular a su antojo, los miles de años de evolución de la naturaleza.

¿Será este el camino? Una vez más volvemos a tropezar en la misma piedra, condición de humano. Dentro de las decenas de plagas que pueden afectar al Cannabis haremos mención a las más comunes, resaltando donde son más destructivas, si en exterior o en interior.

 

Araña roja

Tetranichus Urticae Koch

 

DESCRIPCIÓN

La araña roja es un ácaro tetraníquido polífago, pudiendo afectar a la mayoría de cultivos hortícolas protegidos y vivir sobre numerosas especies de malas hierbas.

HUEVO

Esférico, liso y brillante de color blanco amarillento o rojizo y de 0,11 mm. de diámetro.

LARVAS

De cuerpo redondeado y blanquecino, con tres pares de patas y un tamaño de 0,15 mm.

PROTONINFAS

Son estados intermedios entre larvas y adultos y tienen ya cuatro pares de patas.

ADULTOS

Las hembras tienen un tamaño aproximado de 0,5 mm. de largo de aspecto de globo. Su coloración varía de amarilla, verdosa, rojo-anaranjado, según la época y planta donde se encuentre. Tiene dos manchas laterales oscuras muy características. Los machos tienen el cuerpo más estrecho y puntiagudo, siendo de menor tamaño que las hembras, unos 0,3 mm, y de color más claro.

REPRODUCCIÓN

Cada hembra adulta puede poner unos 150 huevos con una frecuencia de 3 a 5 por día, con una longevidad de 20 a 28 días las hembras y 14 los machos. Viven sobre todo en el envés de las hojas jóvenes, pero en densidades altas de población se pueden encontrar en todo tipo de hojas o cogollos. En las colonias donde viven tejen telas de seda que le proporcionan un microclima favorable y le protegen de la acción de depredadores y acaricidas. En condiciones ambientales y de alimentación favorables, las generaciones se suceden durante todo el año. El intervalo de temperatura para su óptimo desarrollo oscila entre 23º y 30º C lo que le permite completar su ciclo en unos 7 a 12 días. Las humedades excesivamente altas o bajas causan una gran mortalidad juvenil y retrasa el desarrollo. La araña roja se dispersa por el viento, ayudada por las telas, o bien por transporte por material vegetal, útiles de labor o por el hombre.

SÍNTOMAS Y DAÑOS EN LOS CULTIVOS

Los daños son debidos a la acción directa sobre los órganos verdes de la planta producidos por los estiletes y por reabsorción del contenido celular en la alimentación. Los primeros síntomas se pueden ver en el haz de las hojas, como pequeños puntitos blanquecino-amarillentos, que son el resultado de la decoloración del tejido parenquimático. En el envés de la hoja puedes ver a las arañas correteando a sus anchas tejiendo telas sin parar. Los daños que produce en los cultivos son causados por una disminución de la superficie foliar apta para que la planta realice la fotosíntesis y los intercambios gaseosos. Además, provocan un retraso en el crecimiento y la floración de tus niñas, disminuyendo ostensiblemente la producción, así como la calidad de las mismas. Grandes poblaciones en el cultivo producen la desecación o defoliación de la planta.

CONTROL DE LA PLAGA

Para controlar la plaga en cultivos de exterior o interior, utilizar acaricidas específicos como el Dicofol. Este producto mata a las arañas por contacto. Repetir el tratamiento a los 7 días por si hubiese sobrvivido algun huevo. El Dicofol combinado con Tetradifol elimina también los huevos.

CONTROL BIOLÓGICO

El control biológico es realizado por la acción depredadora, entre otros, de los ácaros fitoseidos Amblyseius Californicus y Phytoseiulus Persimilis. También mencionar la acción depredadora de larvas de tisanópteros de los géneros Scolothrips, Aelothrips y Frankliniella.

 

 

Mosca blanca

Trialeurodes vaporariorum

 

DESCRIPCIÓN

La Mosca blanca de los invernaderos es un homóptero aleuródido que presenta estos diferentes estadios de desarrollo.

HUEVO

Es elíptico, asimétrico y de color blanquecino, adquiriendo un color más oscuro según va desarrollándose.

LARVAS

Tiene 4 estadios, están en el envés de las hojas y su forma es ovalada. El primer estadio es móvil y es muy pequeño. El resto de los estados larvarios son inmóvilesy tiene un tamaño de 0,5 a 0,8 mm. En el cuarto estado los daños son más visibles con un contorno elíptico y coloración blanco-amarillenta, con rugosidades y pelos que se pueden apreciar en su contorno y superficie.

ADULTOS

Tienen el cuerpo de color amarillo limón y las alas blancas debido a la secreción de ceras pulverulentas que las recubren. Llegan a tener un tamaño aproximado de unos 2 mm. de longitud.

REPRODUCCIÓN

Los adultos colonizan las plantas desde el comienzo del cultivo, realizando las puestas las hembras de forma circular característica, en el envés de las hojas, en un número aproximado de 150 a lo largo de su vida, dependiendo de las condiciones climáticas y el tipo de variedad de tus plantas. Prefiere instalarse en las hojas más jóvenes y tiernas para asegurar su desarrollo, que puede durar, hasta que aparezcan nuevos adultos, un mes en total a una temperatura entre 22º y 25º (entre las que se encuentra la óptima de la plaga), variando también por factores ambientales. Si no se ataja la plaga puede llegar a suceder hasta 10 generaciones en 1 año.

SÍNTOMAS Y DAÑOS EN LOS CULTIVOS

Las larvas y los adultos se alimentan succionando la savia de las hojas. Los daños directos por ello no son los más graves, excepto cuando las poblaciones de este insecto llega a ser muy elevada, llegan aproducir clorosis y desecación de hojas. Los daños indirectos se producen por la secreción de las larvas de sustancias azucaradas o melazas que posibilitan la aparición de “negrillas”, hongos que pueden cubrir las hojas, dificultando los procesos de intercambios de gases y fotosíntesis, además de manchar y depreciar tus hermosos cogollos. Son muy importantes los daños causados indirectamente por transmisión de virosis.

CONTROL DE LA PLAGA

Para el control químico se recomienda que las aplicaciones alcancen muy bien el envés de las hojas, procurando una buena cubierta de las plantas. Para las aplicaciones en pulverización es aconsejable la utilización de mojantes.

CONTROL BIOLÓGICO

Se realiza por la acción de los heminópteros parásitos Encarsia Formosa, Encarsia Tricolor y Encarsia Lutea. Entre los depredadores de moscas blancas podemos citar a hemípteros antocóridos del género Orius y los míridos Dicyphus spp y Macrolophus sp. Los hongos entomopatógenos que destacan por su control de mosca blanca son Verticullium Lecanil y Aschersonia Aloyrodis.

 

Trips occidental

Frankliniella Occidentalis Pergande

 

DESCRIPCIÓN

El Trips Occidental es un tisanóptero terebrante de la familia Thripidae que tiene un gran número de cultivos huéspedes así como numerosas plantas adventicias.

Los cultivos son alargados, de unos 1,2 mm. las hembras y 0,9 mm los machos con 2 pares de alas plumosas replegadas sobre el dorso en estado de reposo. Las hembras son de color ocre-amarillento con manchas oscuras en la parte superior del abdomen. Esta coloración es más clara en época de verano y en los machos. Los huevos son de color blanco hialino, reniformes y de unas 200 micras de longitud, encontrándose insertados dentro de tus niñas. Las larvas pasan por 2 estadios, siendo el primero muy pequeño, de color amarillo pálido o blanco. El segundo estadio es de tamaño parecido a los adultos y de color amarillo dorado. Las ninfas a su vez se distinguen en 2 estadios. Son inmóviles y comienzan a presentar las pequeñas alas que se desarrollarán en los adultos.

 

REPRODUCCIÓN

Las hembras insertan huevos de forma aislada dentro de los tejidos vegetales, en un número medio de unos 40 (hasta 300) a lo largo de su vida. El tiempo de incubación varía según la temperatura, siendo de unos 4 días a 26º, presentando una mortalidad alta con temperaturas elevadas y baja higrometría. Del huevo emergen las larvas neonatas que comienzan enseguida su alimentación en el lugar donde se realizó la puesta. Con el desarrollo las larvas siguen su alimentación en lugares refugiados de las hojas o en los cogollos. Los estados ninfales siguientes, dejan de alimentarse, pasando a un estado de inmovilidad que se desarrolla preferentemente en el suelo. Desde su aparición los adultos empiezan a colonizar las partes superiores de las plantas, teniendo gran apetencia por las flores y el polen de las mismas, del que se alimentan. La duración del ciclo completo (huevo a adulto) es de unos 14 días en condiciones favorables y a 26º.

SÍNTOMAS Y DAÑOS EN LOS CULTIVOS

Podemos distinguir entre daños directos por picaduras de alimentación y puestas, y daños indirectos por transmisión de virosis. Los daños de alimentación se producen por larvas y adultos al picar y succionar el contenido celular de los tejidos, dando un aspecto de brillos plateado en el haz de las hojas, que más tarde se necrosan. Estos daños son importantes si abarcan grandes superficies de las hojas. Los daños de puestas se observan como punteaduras o abultamientos, en los lugares en que se depositaron los huevos.

CONTROL DE LA PLAGA

Para poder controlar la plaga en los primeros estadios de tus plantas el Dicofol pulverizado por toda la planta, sobre todo por su envés, es un buen controlador químico. Procurar mantener un control de la plaga desde el principio de tu cultivo y sobre todo antes de la floración.

CONTROL BIOLÓGICO

El control de Trips se ejerce especialmente por depredadores fitoseidos,Amblyseius Cucumeris y Amblyseius Barkeri. Otros depredadores de Trips incluyen diversas especies de hemípteros de los géneros Orius, Nabis y Geocoris y tisanópteros del género Aelothrips.