El fiscal especial antidroga de Asturias, José Perals, ha pedido hoy que la ketamina sea catalogada por la ONU como droga y no sólo sustancia nociva, con el fin de mejorar la persecución de su tráfico ilícito e incrementar las penas de los autores del mismo.


José Perals, fiscal especial antidroga de Asturias

La propuesta se toma ante el “alarmante crecimiento” del consumo de esta sustancia que “posee potentes efectos nocivos”.

Perals ha advertido del “alza” del consumo y distribución de esta droga por la que los traficantes consiguen “grandes beneficios que van unidos a leves penas” al ser una sustancia que no está catalogada como droga y no se puede perseguir penalmente como tráfico de estupefacientes.

Así lo ha planteado en una rueda de prensa, en la que ha presentado la memoria anual de su departamento correspondiente al año 2009.

Ha instado a que esta sustancia se introduzca en las listas de la ONU como droga, al presentar un “alarmante crecimiento” y tener “potentes efectos nocivos en sus consumidores”.

Además, ha destacado la dificultad para detectar esta sustancia que se presenta de forma líquida y transparente, por lo que se puede transportar en botellas de plástico simulando ser agua.

Ha añadido que esto supone que las “penas sean mucho menores pero con beneficios similares a la venta de cocaína”, ya que un gramo de estas dos sustancias se vende al mismo precio, 60 euros.

Perals ha asegurado que se han mantenido en 2009 las tendencias en las ocupaciones de las sustancias estupefacientes mas consumidas, que son el hachís, de la que se ha decomisado 235 kilos con un incremento del 8 por ciento respecto a 2008, y de la cocaína, 26 kilos, un 44 por ciento más.

De ketamina se han incautado 11 kilos y de heroína fueron 252 gramos mientras que en el ejercicio anterior se decomisaron 1,7 kilos de esta última sustancia.

En este sentido, Perals ha reseñado que “se mantienen” las tendencias de tráfico y consumo de estupefacientes en la región con un número de operaciones policiales similar a la de otros años, pero que la oscilación de las cantidades entre ejercicios se debe a la aprehensión de grandes cantidades en un operativo concreto como ocurrió con diez kilos de ketamina que se ocupó a dos personas que fueron detenidas y que la llevaban en una garrafa a Oviedo.

La cantidad de dinero decomisado por incautaciones de años anteriores a los narcotraficantes pero que se han formalizado con sentencias firmes en el año pasado alcanzan casi los 600.000 euros, además de cerca de un millón del decomiso de un inmueble en Gijón.

Esto supone que el Tesoro Público ingresó en 2009 1,5 millones de euros en Asturias, que se destinará a programas de prevención de toxicomanías, asistencia de drogodependientes e inserción social y laboral de éstos, entre otras actuaciones.

Ha destacado que “esto obedece a que las operaciones contra las mafias del narcotráfico siguen dando sus frutos y el trabajo de las fuerzas de seguridad se desarrolla de manera eficaz”.

Por otra parte, Perals ha planteado “la necesidad” de reformar lo relativo a las conformidades en el ámbito penal.

Ello dado que en los últimos años se está observando que hay muchos procedimientos sobre todo relativos al tráfico de drogas, con macro-juicios hasta con 20 acusados, que a pesar de la preparación que suponen los juicios el día de su celebración todos los imputados llegan a un acuerdo con el fiscal, los acusados se conforman con las penas, se realizan los pactos y toda la labor de la administración de Justicia resulta “estéril”.

Por ello, considera “conveniente” reformar la Ley de Enjuiciamiento Criminal para que las conformidades previas al juicio que se puedan realizar cuando a las defensas se les da traslado del escrito de acusación, antes del juicio.

La Fiscalía propone que la reducción del tercio de la penas solicitada se extienda con carácter general a todos los procedimientos abreviados.

A su juicio, esta medida sería adecuada para potenciar las conformidades que son una de las faceta a través de las cuales se puede conseguir que la Justicia actúe de “una manera más ágil”.

Por último, Perals ha destacado que se han incrementado los procedimientos y los escritos de acusación del Ministerio fiscal.

Fuente