Perú está abierto al uso medicinal de componentes del cannabis, aunque no al consumo recreativo, una posibilidad que está amparada en convenciones mundiales sobre el uso de drogas, dijo el zar antidrogas Alberto Otárola.

“En el ámbito medicinal sí. En el caso del cannabis, la investigación para medicina le quita el componente alucinógeno al cannabis y deja otras sustancias (de la planta) que son utilizadas para el tratamiento del dolor“, explicó.

“Hay tendencias e investigaciones pioneras en este tema y creemos que esto tiene que ser enfocado con mucha seriedad. No nos negamos. Estamos abiertos al uso medicinal en concordancia con las convenciones de Naciones Unidas”, agregó el presidente ejecutivo de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida).

En Perú, uno de los tres mayores productores mundiales de hoja de coca y cocaína, no se sanciona el consumo de drogas, pero si el tráfico y la posesión superior a las cantidades establecidas por ley.

“Hay investigaciones, el Perú no se va a negar a abrir un debate sobre los usos medicinales (de estupefacientes), porque lo dicen las convenciones. Podemos avanzar, los países civilizados, en favorecer el uso exclusivamente medicinal pero no recreativo de los estupefacientes”, agregó.

Fuente