La nueva reforma del Código Penal reduce las penas de cárcel para el tráfico de drogas. Las sanciones que castigan la venta de cocaína y heroína se reducen de un máximo de nueve años a seis.

Uno de los delitos más comunes que se ve afectado por la nueva reforma del Código Penal es el de tráfico de drogas, los delitos contra la salud pública, en los que las penas a imponer eran hasta ahora de 3 a 9 años de prisión y con la nueva norma se reducen de 3 a 6 años. Esto significa que si a alguien se le ha impuesto una pena de 3 a 6 años no habrá que revisar la sentencia, pero si la condena impuesta es superior a los 6 años, si se le ha impuesto una pena de entre 6 y 9 años, habrá que revisarla.

El todavía vigente artículo 368 de este código contempla entre tres y nueve años de prisión para aquellas personas que cultiven, elaboren, trafiquen o, en definitiva, faciliten el consumo ilegal de aquellas drogas que se consideran que causan grave daño a la salud. En este apartado figuran la cocaína, la heroína y los psicotrópicos. La reforma rebaja esas penas a una horquilla que oscila entre los tres y seis años de privación de libertad.

Fuente

Más información