Por Massimiliano Salami (drgrow)

Introducción

La reproducción vegetativa conocida como esquejado o más vulgarmente “clonado”, es una de las formas más frecuentes de reproducir una planta de cannabis sin necesidad de polinizar. Gracias a la reproducción vegetativa o asexual se ha podido mantener en vida especímenes muy especiales, que hoy en día, son usados en la producción de semillas comerciales.

El esquejado es una labor muy típica entre los cultivos de cannabis de interior, como todos sabemos, la reproducción vegetativa obliga a mantener las plantas en fase continua de crecimiento y esto sólo se consigue con la ayuda de luz artificial, aplicándoles un fotoperiodo de 18/6 o 16/8.

Este mes vamos a presentarles la técnica que hemos elaborado y perfeccionado para Vulkaniaseeds a lo largo de los años, una técnica profesional que no sólo ofrece elevados porcentajes de “prendimientos”, también ayuda a reducir las incidencias de las enfermedades más comunes asociadas a los esquejados, como la Botrytis, Phytium, Rhizoctonia, etc.

Técnica avanzada de esquejado por drgrow

En estos últimos 14 años hemos elaborado y perfeccionado una técnica de esquejado para el cannabis, que actualmente se ha convertido en el método que ofrece mejores resultados, una técnica protocolada que se ha convertido el sistema más usado entre cannabiscultores profesionales.

 

Ésta nace de combinar diferentes prácticas, o mejor dicho “artes”, procedentes agricultura comercial más tecnificada, como la industria del injerto de tomate o los grandes productores de esquejes de crisantemo. A la hora de reproducir plantas vegetativamente, asociar las necesidades del cannabis con la de otros cultivos, ha sido la clave para desarrollar este sistema de esquejado.

El esquejado que les proponemos aquí, es tan simple como eficiente y la única técnica de reproducción vegetativa que se basa en “la máxima probabilidad de éxito con el mínimo esfuerzo”. Éste es un sistema profesional de esquejado, agronómicamente estudiado para reducir horas de trabajo y por tanto, costes de producción. Y por primera vez, se comparte libremente con toda la comunidad cannábica hispanohablante.

Humedad condensada en los propagadores.

Materiales necesarios

Los materiales necesarios para el cumplimiento del protocolo de esquejado de drgrow son los siguientes:

Plantas madres de calidad

Los esquejes son genéticamente idénticos a sus madres, así que una planta que no cumple con los requisitos mínimos deseados no podrá ser una planta madre. Si esquejamos una planta madre con una enfermedad genética (por ejemplo infectada por un virus) estas mutaciones se propagaran con los esquejes.

 

Medio de enraizado

Existen diferentes medios para enraizar esquejes de marihuana, lana de roca, fibra de coco, etc. En el protocolo elaborado para Vulkaniaseeds se sustituyó la lana de roca por pastillas de turba/coco prensadas (tamaño preferidos 24 y 33mm de diámetro) por cuestiones de almacenamiento y debido a una filosofía más ecológica.

Bandejas  de alvéolos

Por higiene y comodidad, las pastillas de turba prensada, una vez hidratadas en una solución de nutrientes muy suave, son colocadas en los alvéolos plásticos.

Las bandejas usadas son reutilizables, por tanto se desinfectan con agua y lejía al 5-10% durante 20-30 min. Posteriormente se enjuagan bien antes de usar otra vez para eliminar restos de lejía.

Tijeras afiladas.

Hay gente que prefiere bisturí para esta labor.  El uso de bisturí es muy peligroso, son frecuentes los cortes involuntarios, que van desde heridas leves a muy graves, incluso con necesidad de asistencia sanitaria. Para evitar este tipo de problemas se usan tijeras de la casa Palmera, modelos ligeros para que no cansen las manos. Las tijeras deberán ser muy afiladas. Además pueden ser necesarias unas tijeras de poda para determinadas ramas.

Alcohol 70% o 96%.

Cuando esquejamos madres nuevas o de origen desconocido, es aconsejable esterilizar las tijeras con alcohol y fuego entre planta y planta. Esto evita la propagación de ciertas enfermedades como virus, bacterias y otros microorganismos que aprovechan el esquejado para propagarse de planta a planta.

Vasos con agua

Los esquejes deben ir a un vaso con agua en cuanto se corten y se separen de la madre. Cada variedad debe ir en un vaso para evitar posibles contaminaciones de enfermedades entre esquejes.

Propagadores

El empleo de propagadores plásticos con cubierta y ventanas cenitales es fundamental para conseguir las condiciones ambientales necesarias

Iluminación artificial

La iluminación empleada para el enraizado de los esquejes es luz fluorescente, tubos de 36W Philips Reflex.

Pulverizador

Un pulverizador es vital si esquejamos en condiciones de alta temperatura. Además se usa para aplicar un bio-estimulante.

Hormonas de enraizamiento

Los esquejes se pueden hacer sin éstas, pero con  hormonas conseguimos mayor probabilidad de éxito. En nuestro protocolo, las hormonas recomendadas vienen en forma de gel.

Fertilizantes Bio Canna

Para remojar las pastillas de turba prensada se emplea una solución compuesta por 3ml/l Bio Vega + 2m/l Bio Rhizotonic + 2ml/l Bio Zym.

Papel secante

El papel secante es necesario para el secado diario de la cubierta del propagador.

Jumus “DobleCero”

Se emplea para estimular el nuevo sistema radicular del esqueje y prevenir las moscas del mantillo.

“Pinchando” los esqueje en el medio de enraizado.

Método “Paso a Paso”

Esquejado por drgrow en 10 simples pasos

Paso I:

Cortar los esquejes. El protocolo exige que estos éstos deban cumplir las siguientes características:

– Ser de unos 8-13cm de longitud,

– Tener como mínimo un nudo en la parte inferior donde se provocará la formación de los callos donde se formarán las futuras raíces y tener el ápice de crecimiento.

“Sólo usamos puntas apicales”.

Reducir la superficie foliar de los esquejes, para disminuir la transpiración y por tanto la deshidratación.

Observación: Un clon no tiene raíz, por tanto hay que evitar la transpiración excesiva; para eso se disminuye su superficie foliar recortando las puntas de los foliolos. Esta práctica no debe afectar a la capacidad fotosintética necesaria para las formación de las nuevas raíces.

 

Te puede Interesar
Nutrición mineral, plagas y enfermedades

Paso II:

Los tallos cortados se colocarán en vasos con agua para evitar la famosa “embolia”. Éstos deben permanecer en el agua 5-15 minutos, tiempo necesario para organizar el medio de enraizado, los alvéolos y las hormonas.

Observación: Un esqueje puesto en agua más de 24h tiene menor probabilidad de “pegar”, al haberse aclimatado a esas condiciones de elevadísima humedad y agua disponible. El cambio de dicho esqueje a un medio sólido, suele causarle la muerte al no encontrar esas condiciones.

Paso III:

Aplicación de hormonas gel. A los tallos listos para ser transportados hasta el medio de enraizado, se les aplicará un poco de hormonas en gel.

Para ello, introducir la base de los esquejes (1-2cm incluido en nudo) en el gel. Se pueden practicar pequeñas heridas al nudo para favorecer la formación de callos antes de aplicar las hormonas. Las hormonas estimulan la formación de raíces adventicias y el esqueje “prende” antes.

Paso IV:

Introducir la base de los tallos, incluido en nudo impregnado en hormonas, en el medio de enraizado. El esqueje debe quedar bien anclado al medio.

Si es necesario, se puede ampliar el agujero donde irá el esqueje con un clavo de acero previamente esterilizado con alcohol y fuego. Poner etiquetas para distinguir las variedades es fundamental.

Paso V:

A diferencia de los otros sistemas de enraizado  aconsejados por diferentes autores, en este, sólo vamos a pulverizar una vez, con un bio-estimulante, justo antes de cerrar la cubierta del propagador.

Observación: Una única pulverización. La humedad que se genera en el interior del propagador es creada mayoritariamente por la transpiración de las plantas y por la evaporación del sustrato; esta humedad alcanza el 90%. Por tanto no es preciso pulverizar hasta el destape completo del propagador.

Paso VI:

Colocar la cubierta, mantener el propagador hermético durante 4-7 días, según evolucionen los tallos y según sean las condiciones ambientales.

Paso VII:

“EL TRUCO”: hay que secar todos los días, cada 24h la humedad condensada en exceso en la cubierta del propagador; esto hay que realizarlo para evitar ataques de hongos patógenos de la marihuana. Esta operación la repetiremos diariamente hasta retirar la cubierta.

Paso VIII:

A partir del 4º-5º día es posible abrir las ventanas cenitales para comenzar el intercambio de aire y humedad con el exterior, con esto el clon se aclimata poco a poco a su nuevo ambiente.

Paso IX:

A partir del 7º día podemos retirar la cubierta si los esquejes están fuertes. Retirar la cubierta implica una observación de los esquejes durante unos 15 minutos. Si observamos un decaimiento de éstos, volveremos a colocar la cubierta uno o dos días más.

Paso X:

Una vez que veamos las primeras raíces, normalmente 4-7 días después del destape, ya podemos realizar la primera bio estimulación.

Aplicaremos 15-25 ml de Jumus “DobleCero”, directamente sobre el medio de cultivo, para estimular el sistema radicular con sus sustancias húmicas, fúlvicas y microorganismos simbióticos que además protegen al bulbo de diferentes hongos patógenos y de la mosca del mantillo, plaga diana en las salas profesionales de enraizado de cannabis.

La duración del proceso completo de enraizado aquí expuesto, suele ser de 14 días aproximadamente, con éxito del 90-100% en cada tirada.

Condiciones ambientales ideales:

  1. Temperatura ambiental 24-26ºC
  2. Humedad relativa interior invernadero +90% durante 4-5 primeros días.
  3. Fotoperiodo igual que las madres

SUPER esporulación del hongo Botrytis cinerea.

Enfermedades asociadas a la reproducción vegetativa

Las mismas condiciones que precisa un tallo de cannabis para desarrollar su raíz, son las que precisan para su desarrollo hongos patógenos. Estos hongos que se desarrollan en los propagadores son oportunistas, se aprovechan de los cortes para entrar en el vegetal y de su sensibilidad en estas condiciones para infectarlos.

Las enfermedades que se desarrollan en un banco de esquejado son debidas en gran medida a la gestión incorrecta de la higiene del material vegetal a reproducir y de la higiene general de las instalaciones, pero son impulsadas por las condiciones ambientales.

Es común leer en foros, libros, etc. que un esqueje debe mantenerse húmedo, pulverizando varias veces al día.

Si dicho esqueje está en un propagador debidamente cerrado, las pulverizaciones son nefastas, crean un entorno ideal para la putrefacción. En un estudio que se hizo entre cultivadores, se encontró que los que pulverizaban diariamente tenían más problemas de hongos que aquellos que no lo hacían y aquellos que secaban diariamente las cubiertas, tenían el mayor índice de “prendimiento”.

Enfermedades más comunes

  1. Enfermedades aéreas

Botrytis cinerea, Alternaria alternata

  1. Enfermedades radiculares

Fusarium spp, Phytium sp, Rhizoctonia solani

  1. Chancros

Sclerotinia sclerotiorum

Prevención de las enfermedades

Curar esquejes enfermos no merece la pena, visto el tiempo que se tarda en enraizar nuevas tandas. Las bajas son muy comunes, pero para algunos cultivadores son casi una normalidad. Se podría decir que bajas del 5-10% son casi tolerables, pero bajas por encima del 20% se consideran un problema a resolver. Es frecuente que ese 20% en poco tiempo aumente hasta alcanzar el 80-90%.

Visto que las enfermedades más típicas son hongos, hay que diseñar una estrategia preventiva respetando estas tres premisas: Higiene-Ventilación-Saneamiento.

En general la higiene de las instalaciones y de los materiales empleados es vital para el control de las enfermedades criptogámicas.

Ataque de un hongo patógeno sobre esquejes casi enraizados.

Consejos prácticos sobre el esquejado

Si empleamos un sustrato como la lana de roca o inclusive las pastillas de turba prensada, una vez hidratadas hay que dejar que el agua/solución sobrante drene por el efecto de la gravedad, nunca se deben apretar (contrariamente de lo que aparece en muchos videos) ya que nos cargaríamos las estructura de este medio. En el caso de la lana de roca este apretón es drástico, los tacos de lana son diseñados para que las fibras favorezcan, entre otros factores, el enraizamiento y un apretón rompería toda la “sagrada” estructura de este material.

Podemos aplicar un producto rico en ácidos grasos o inclusive un simple compuesto cúprico a las madres un día antes de esquejar, para reducir la incidencia de hongos patógenos.

Las plantas madres debe estar sanas para producir esquejes sanos. Por tanto, una nutrición con un equilibrio más generalizado como 1-1-1 es más recomendada y recurrir a compuestos más nitrogenados en el momento de precisar más material vegetal.

Los bio estimulantes son recomendados y su uso debe ser antes, durante y después del esquejado, con el fin de disminuir el stress causado por los cortes.

Los cortes de los esquejes deben ser limpios y dejando un tocón de 2 cm más o menos. Esto se hace por que la probabilidad de que un hongo penetre en el corte de la planta madre es alta y así limitamos su desarrollo.

Para más información visita mi blog: www.drgrowonline.com y sígueme en Facebook http://www.facebook.com/drgrowonline

Agradecimientos: Claudia Santarosa, Fede (Dr. Grow´s Productions) y a mi gran amigo Suso.

Referencias

[1]    Salami M. 2008. Cannabis sativa L., Dr.Grow´s Productions.