Por Massimiliano salami (drgrow)

Introducción

En la Cannabis Magazine 57 se habló sobre un parasitoide de los minadores de hojas muy conocido y muy común en toda España: el Diglypus isaea. Éste no es el único enemigo natural de los minadores de hojas. Este mes hablaremos del género Dacnusa. Estos parasitoides son muy importantes tanto en el control natural como en el control biológico comercial de los minadores de hojas.

En general, las moscas minadoras no causan demasiadas complicaciones en los cultivos de cannabis de exterior y en interior tampoco suelen ser muy problemáticas, pero con temperaturas y humedades elevadas, condiciones que ofrecen los cultivos protegidos bajo plástico (invernaderos), estos dípteros fitófagos se pueden convertir en una verdadera amenaza para el cultivo.

Este mes, nuestros enemigos naturales pertenecen al género Dacnusa, son conocidos como alisiínos y son miembros de la subfamilia Alysiinae, familia Braconidae. Los alisiínos son endoparasitoides larvales y pupales.

Las distintas especies de Dacnusa sp. suelen ser parte de la fauna auxiliar española, son elementos activos del control natural y suelen aparecer de forma espontánea sobre distintos cultivares asociados a colonias de minadores de hojas.

Estos enemigos naturales se emplean en estrategias de control biológico comercial dese hace unos 30 años. En cannabis se utilizan en estrategias curativas, con sueltas conjuntas a la especie Diglyphus isaea, en cuanto se observen los primeros ataques.

Las sueltas son combinadas hasta que se determine a la perfección que especie o especies está parasitando el cultivo y por tanto optar por la solución más específica. Las condiciones ambiéntales también son determinantes a la hora de decidir que enemigo usar. Como vimos, el Diglyphus es más eficaz en ambientes más cálidos y como veremos, las especies del género Dacnusa son más eficaces en ambientes más frescos, por tanto su mayor actividad se observa en primavera y a finales de verano.

Algunas de las especies más conocidas del género Dacnusa y su huésped primario

Existen unas 65 especies de Dacnusa, pero a continuación se citarán las más estudiadas y con mayor interés en control biológico.

Especie parasotoide Especie plaga
Dacnusa confinis Liriomyza huidobrensis
Dacnusa maculipes Liriomyza trifolii,
Dacnusa sibirica

Limriomyza bryoniae

Liriomyza trifolii

El estado fundamental preferido por las avispas Dacnusa sp. es el larvario. En la foto, una larva de minador de hoja extraído de la mina. Hay que diseccionar la larva para ver si ha sido parasitada o esperar la emergencia del adulto.

Morfología y ciclo biológico

El ciclo biológico de las distintas especies del género Dacnusa es muy parecido, cuatro estados fundamentales: huevo, tres estadios larvarios, pupa y adulto.

Los huevos se introducen en el interior de la larva, son ligeramente alargados y de color blanco grisáceo. Con los días maduran, se hacen más grandes y adquieren una forma mucho más oval. En este momento son visibles, pero hay que diseccionar la larva de la mosca minadora para observarlos.

Las larvas de las distintas especies de Dacnusa son endoparasitoides, o sea, la larva crece y se desarrolla en la larva del minador. Es posible ver la larva con la ayuda de una estereoscopio previa disección de la larva del minador.

Además esta es la única manera para saber a ciencia cierta si la larva del minador ha sido o no parasitada. Alternativamente se puede esperar a ver los síntomas relacionados con la emergencia del adulto.

Las larvas son transparentes, con la cabeza y mandíbulas bien desarrolladas; es importante saber que las larvas de estos enemigos naturales alcanzan su madurez sólo cuando la larva del minador comienza la pupación. Las larvas pasan por 3 estadios larvarios antes de pupar: el primero tiene lugar desde la emergencia del huevo, el segundo cuando la larva del minador empieza a pupar y el tercer estadio es en la pupa.

La pupa se realiza en el interior del pupario de la mosca minadora. La pupa de la avispa se dispone en la misma dirección y sentido que la pupa del minador. Separar la pupa del parasitoide de la pupa de este díptero fitófago no es tarea simple, éstas están estrechamente unidas por las cutículas.

Los adultos, pequeñas avispillas de cuerpo esbelto y antenas largas, emergen de la pupa abriendo un agujero redondo con sus mandíbulas.

Como características típicas del género Dacnusa tenemos la posición natural de las alas superpuestas y unas antenas muy largas (de la longitud del cuerpo) y muy flexibles, con más de 16 segmentos.

Las patas son de color más claro que el resto del cuerpo.

Los adultos son de color marrón oscuro casi negro, con una longitud media de 2-3mm, dependiendo de la especie y del sexo.

Las hembras de la especies Dacnusa sp. son buscadoras muy efectivas, localizan larvas solitarias de minadores entre las plantas del cultivo y una vez ubicada la larva, insertan el huevo dentro del cuerpo del huésped.

Desarrollo de las poblaciones

Los alisiínos son insectos típicos de regiones templadas, por tanto son mucho más efectivos en temperaturas medias que cálidas. En invierno hibernan en el interior de una pupa de minador y emergen en cuanto las condiciones ambientales son favorables, en primavera.

Las distintas especies de Dacnusa sp. son unos insectos muy abundantes de ver el primavera, siempre asociados a colonia de minadores de hojas y por tanto ejerciendo un control natural.

En general las distintas especies de Dacnusa sp. tienen un ciclo biológico mucho más rápido que sus huéspedes, por eso se consideran buenos enemigos naturales de los minadores.

La duración del desarrollo huevo-adulto depende de la edad del huésped, pero se ha observado que cuanto más viejo éste, más rápido es el desarrollo. La duración del desarrollo huevo-adulto es de unas dos semanas aproximadamente a 25ºC, este tiempo se alarga a más de un mes cuando las temperaturas bajan de los 15ºC. Por el contrario las temperaturas un poco más calidas favorecen en general al desarrollo del parasitoide, pero le perjudican al mismo en otros aspectos. Las temperaturas son determinantes en las puestas, a 25ºC una hembra pone una media de 10 huevos al día. Pero el mayor número de puestas se realiza cuando una hembra recibe condiciones de una temperatura entre 15-20ºC.

La vida media de los adultos también es influenciada por las temperaturas, viven más días en ambientes más frescos. A temperatura óptima de cultivo, 25ºC, viven poco más de siete días.

Las cópula se realiza tras la emergencia de los adultos y por tanto la puesta es casi inmediata. En importante tener en cuenta que el cultivar es vital para este enemigo natural, por ejemplo en plantas comerciales como las lechugas, las puestas suelen ser muy abundantes, no pasa lo mismo con el cannabis. Desgraciadamente no es una planta especialmente atractiva para estos enemigos naturales de las moscas minadoras. Afortunadamente, por otro lado, los minadores de hojas tampoco son muy atraídos por el cannabis, por tanto, la acción de alisiínos se reduce a la simple búsqueda y puesta (parasitación) de aquellos individuos que han usado a nuestras plantas, despistadamente o sin otra alternativa, para perpetuar su especie.

Los adultos del género Dacnusa tienen un par de antenas muy largas y flexibles, el cuerpo es oscuro y esbelto y las alas en reposo se superponen sobre el cuerpo, como se observa en la foto.

Parasitismo

Los alisiínos son endoparasitoides solitarios. En general las distintas especies de Dacnusa sp. son muy hábiles para detectar plantas con ataques de minadores, aunque sean mínimos. Una vez detectado un posible huésped, tantean la zona con las antenas y el ovopositor, buscando la mina y localizando la larva del minador. Inserta el huevo dentro de la larva del minador, ésta no muere y sigue alimentándose.

Estos enemigos naturales son muy eficaces a la hora de distinguir larvas parasitadas de las sanas. En determinadas condiciones puede darse el superparasitoidismo, donde una hembra pondrá hasta dos huevos por larva de minador. Aunque es frecuente que de todos los huevos nazca una larva, finalmente sólo habrá espacio para el desarrollo de una, por tanto como mecanismo de supervivencia una de las hermanas atacará a la otra hasta la muerte. Sólo una podrá sobrevivir. La larva se alimenta de la hermana, pero no consume todo el cuerpo. Los restos del cadáver son reconocidos por el cuerpo de la larva huésped (minador) y son encapsulados para evitar infecciones. Este sistema o mecanismo biológico de reconocimiento, claramente liga a la especie plaga con su enemigo natural.

Las hembras no tienen una especial preferencia a la hora de parasitar, ataca a todo tipo los estadios larvarios, aunque prefieren larvas de minadores más grande y viejas, al ser estas mucho más fáciles de localizar y parasitar.

En exterior y en invernaderos el control natural es la primera barrera física que tienen que romper los minadores para evolucionar y alcanzar los umbrales peligrosos para el cultivo; por eso, conocer a los enemigos naturales que intervienen en dicho control es una labor primordial para luchar contra estos fitófagos de la marihuana.

Agradeciemientos: Claudia y Fede (Dr. Grow´s Productions)

Referencias

[1]    García Marí F., Ferragut Pérez F., 2002. Las plagas agrícolas. Phytoma.

[2]    Malais, M., Ravensberg, W.J., 1991. Conocer y reconocer. Koppert Biological Systems.

[3]    Mc Partland J.M., Clarke R. C. & Watson D. P., 2000. Hemp diseases and pests, management and biological control. CABI.

[4]    Rodriguez, M.D., 1998. Inventario de artrópodos recogidos e identificados en la provincia de Almería. Phytoma España, 4: 40-57.

[5]    Salami M. 2008. Cannabis sativa L. Dr.Grow´s Productions.

[6]    Salami M. 2009. Los minadores de hojas y sus enemigos. Spannabis nº57.

[7]    http://www.drgrowonline.com/blog/minadores-de-hojas/458

[8]    http://www.drgrowonline.com/portal/imagenes-dr-grow/plagas-cannabis/minadores-de-hojas/