Los cultivadores de cannabis podrán postularse en julio como proveedores al gobierno holandés en julio para abastecer legalmente a algunos de los famosas coffee shops del país, anunció este martes el Ministerio de Salud.

El Gobierno había dado luz verde a un experimento en gran escala en 2018, que permitía a diez municipios cultivar cannabis legalmente. El objetivo del experimento era medir los efectos del cultivo de la cannabis en la delincuencia, la seguridad, el orden público y la salud.

“Los productores candidatos que deseen participar en el experimento con cannabis pueden postularse desde el 1º de julio de 2020 hasta el 28 de julio de 2020”, dijo el Ministerio de Salud en un comunicado.

El gobierno se da unos seis meses para seleccionar diez productores según criterios precisos: el proyecto de un candidato debe incluir la producción de al menos 6.500 kg de cáñamo seco y una gama de diez variedades diferentes de cáñamo o hachís.

Cinco plantas de cannabis por cada ciudadano

Según el plan del gobierno, que ha sido aprobado por el Consejo de Estado, los municipios interesados supervisarán durante varios años el cultivo de la cannabis y su distribución a los cafés, que podrán venderla a los clientes.

Los Países Bajos despenalizaron la venta de pequeñas cantidades de cannabis -menos de cinco gramos- en 1976 y la ley permite a todo ciudadano cultivar legalmente cinco plantas de cannabis para uso personal.

Pero el cultivo y la venta al por mayor de marihuana siguen estando prohibidos, lo que ha llevado a cientos de propietarios de cafeterías a recurrir al crimen organizado para satisfacer la demanda.

Fuente