Una investigación de la Guardia Civil almeriense actúa de manera paralela en otras 15 provincias en un dispositivo que ha dejado más de 35 detenidos tras 55 registros

Una macrooperación iniciada en Almería contra el tráfico y venta de sustancias ilegales ha puesto patas arriba a numerosos establecimientos dedicados a la venta de productos para el cultivo de cannabis sativa, comúnmente llamados ‘grow shop’, repartidos por 16 provincias españolas.

La investigación, capitaneada por agentes de la Unidad de Policía Judicial (UPJ) de la Comandancia de Almería, está en plena instrucción y se mantiene bajo secreto de sumario. Si bien, IDEAL ha podido confirmar que la operación de la Guardia Civil ha dejado por el momento más de 35 detenidos, muchos de ellos en territorio almeriense y en otras localidades vecinas como Granada capital o Motril.

Por el momento, los agentes de UPJ han llevado a cabo más de medio centenar de registros en distintos ‘grow shops’, viviendas y almacenes en busca de una sustancia cuya venta está prohibida en España y se vende bajo distintos nombres comerciales. En este sentido, la provincia de Almería juega un papel importante dentro de la investigación, ya que podría ser el epicentro de una trama que se expande a otras quince provincias del país y que también tendría una base fuerte en la provincia de Granada, donde se han arrestado al menos a seis personas y se han llevado a cabo una veintena de registros.

Te puede Interesar
La Guardia Civil encuentra la mayor factoría de marihuana de la historia: 41.000 plantas en Almería

Fuentes consultadas por este periódico señalaron que la investigación, coordinada por agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (Edoa) de la Guardia Civil y apoyados por investigadores de la Benemérita de otras provincias, se inició «hace más de tres años» tras detectar la supuesta distribución y venta en ‘grow shops’ repartidos por la geografía española de un producto con un principio activo prohibido.

En este sentido, la investigación centró su principal objetivo en la cadena de distribución de este producto, cuya empresa responsable podría estar asentada entre Almería y Motril, si bien este dato no ha sido confirmado de manera oficial, ya que dicha investigación permanece bajo secreto de sumario por orden de un juez.

Una nueva fase de la investigación se habría centrado en los establecimientos que podrían estar vendiendo dicha sustancia prohibida, lo que ha ocasionado un gran número de detenciones en una operación que podría arrojar nuevos nombres a la lista de arrestados en los próximos días. Según ha podido saber este periódico, la mayoría de detenciones practicadas en territorio almeriense se ha llevado a cabo en la comarca del Poniente.

Alegalidad

No es la primera que las ‘grow shops’ están en el ojo del huracán de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Y es que estos establecimientos dedicados a la venta legal de semillas de marihuana, que suelen ser importadas de Holanda o de alguno de los escasos bancos semilleros en funcionamiento en este país, se mueven en un terreno jurídico de alegalidad.

Te puede Interesar
Intervenidas 1.200 plantas de marihuana en la Alpujarra

Por este motivo, hay propietarios que sobrepasan la línea jurídica estipulada y acaban detenidos. Este es el caso del dependiente de una ‘grow shop’ ubicado en Roquetas de Mar que fue arrestado en 2012 por vender marihuana y hachís ‘al menudeo’ en el interior del establecimiento.

El terreno de la alegalidad también ha puesto en el foco a los llamados club de fumadores, cada vez más extendidos en la provincia y en el resto de España. Así, en enero del pasado año agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de Comisaría Provincial desmantelaron un club de fumadores de cannabis en Almería capital cuyos propietarios, según la investigación, utilizaban la sede como punto de venta de drogas.

La operación sobre este colectivo procannabis, situado en el camino de la Goleta número 23 de la capital, se saldó con la detención de cinco personas, entre ellas el presidente y el secretario que aparecen en los estatutos de dicha asociación registrada legalmente ante la Junta de Andalucía.

Fuente