La cifra de consumidores de drogas aumentó notablemente en todo el mundo y, correspondientemente, se registró también un incremento considerable de la oferta de estupefacientes, según el informe anual sobre drogas de la ONU presentado este martes en Viena.

En 2016, cerca de 275 millones de personas recurrieron al menos una vez a estupefacientes ilegales, lo que supone un incremento de cerca de 25 millones de personas o un 10 por ciento más que el año anterior. “Es un año de récords”, dijo Angela Me, experta en drogas de la ONU, durante la presentación en la capital austriaca del informe de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

La producción de cocaína en todo el mundo se estima que fue de 1.410 toneladas, lo que supone una nueva cifra máxima. Sobre todo en Asia y África están creciendo los mercados para la cocaína.

Asimismo la producción de opio registró un nuevo récord con 10.500 toneladas, según el informe de este año. El principal centro de producción de opio en todo el mundo sigue siendo Afganistán. Los opioides son los más dañinos para los consumidores. Un 76 por ciento de todos los muertos por drogas están relacionados con el consumo de estos medicamentos para los que se necesita receta.

Te puede Interesar
Las falsificaciones de una técnica de laboratorio ponen en duda 34.000 casos en Massachusetts

“Los resultados del informe mundial de las drogas de este año muestran que los mercados para las drogas son mayores, con récords en la cocaína y en la producción de opio”, señaló el director de UNODC, Yuri Fedotov. “Tenemos diferentes desafíos en frentes diversos”, agregó Fedotov, quien añadió que su departamento trabajará con los países para buscar soluciones.

La droga más consumida en todo el mundo sigue siendo el cannabis. Un total de 192 millones de personas, es decir, un 16 por ciento más que el año pasado, recurre a este estupefaciente, según la ONU.

El cultivo de cannabis aumentó incluso un 27 por ciento hasta las 4.386 toneladas. Aumentó sobre todo en Estados Unidos. De acuerdo con los expertos, este incremento podría estar relacionado con la legalización de la droga en muchos estados norteamericanos.

Los expertos dejaron claro asimismo que el consumo de drogas aumenta, sobre todo entre las personas a partir de 40 años. Una de las razones sería la generación del “baby boom”, pues en sus años más jóvenes el consumo de drogas fue mayor que el de posteriores generaciones y sigue consumiendo estupefacientes.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), anualmente mueren 450.000 personas por el consumo de drogas, un 39 por ciento de ellos tienen más de 50 años. La ONU estima que más del 50 por ciento de los fallecidos no se deben a sobredosis, sino a consecuencias indirectas como la hepatitis C o el VIH.

Te puede Interesar
La JIFE acusa a Uruguay y Canadá de poner en peligro los tratados antidroga

Unos 10,6 millones de personas se inyectan drogas y asumen considerables riesgos de salud al reutilizar las jeringuillas. Más de la mitad vive con hepatitis C, mientras que una octava parte es seropositiva.

En lo que se refiere a sexos, la ONU establece una gran diferencia en cómo se maneja las drogas. Las mujeres tienden más a los opiáceos y los tranquilizantes, mientras que los hombres recurren más al cannabis y la cocaína. Las mujeres son sólo una tercera parte de los consumidores de drogas.

Fuente