Mucho se ha hablado de las propiedades medicinales de la cannabis; aquí revisaremos algunos de sus usos alrededor del mundo en materia sexual, ya sea como medicamento o afrodisíaco. 

1.  
Durante los años 30 del siglo pasado, las mujeres en Rusia preparaban una mezcla de cannabis con grasa de cordero llamada nasha, que se untaban en la zona vaginal para reducir los dolores de las primeras relaciones sexuales, especialmente durante la noche de bodas. 

2.
Por su parte, los hombres en Serbia solían utilizar un compuesto afrodisíaco hecho de hachís, mantequilla de almendra, pétalos de flores, hojas, especias y raíces. En todo el mundo, la cannabis ha servido como remedio para la impotencia sexual, como veremos en algunos casos a continuación. 

3.
Al menos desde el siglo XI se constata en herbarios medievales que una mezcla de cannabis con grasa en forma de pomada ayuda a desinflamar el dolor de senos provocado por la regla, o por amamantar. La cannabis aparece en diversos compuestos analgésicos por sus propiedades para desinflamar y disminuir el dolor. 

4. 
En Uganda, la cannabis ha sido utilizada durante años para tratar enfermedades de transmisión sexual, ya sea en su versión fumada o masticada, así como también en una infusión de cerveza. 

Te puede Interesar
Lo último en clics: striptease + noticias sobre marihuana

5. 
Está documentado que desde el siglo VII los practicantes de yoga tántrico han utilizado la cannabis en contextos rituales para hacer del sexo una experiencia sublime; según algunos reportes, los “orgasmos de cuerpo completo” que resultan de estas prácticas son una forma de meditación, y su efecto se potencia con el uso de la cannabis. 

6.
En algunos festivales de la India se consume un smoothie llamado bhang. Dicha mezcla se realiza con yogur o leche, nueces, especias y naturalmente, cannabis. Es consumido durante los festivales de Holi y Shivaratri, así como en prácticas ayurvédicas. El bhang sirve para reducir la ansiedad asociada al contacto sexual, cura la indigestión, y tiene propiedades afrodisíacas. 

7.
Por otra parte, en Marruecos, Líbano y Egipto se consume kif, una bebida a base de cannabis que elimina la impotencia y en contextos medicinales puede combinarse con opio, jengibre, lavanda y otras hierbas afrodisíacas, con efectos muy parecidos a los del bhang hindú. 

8. 
En Arabia y la India la cannabis ha sido utilizada durante siglos para tratar la gonorrea; antes de su prohibición en Estados Unidos, la cannabis también era aplicada por vía uretral para tratar otras enfermedades de transmisión sexual en forma de tinturas. Las trabajadoras sexuales en Persia solían aplicar la variedad índica para combatir la uretritis, o inflamación de la uretra.

Te puede Interesar
Las mujeres dicen que el cannabis les permite tener mejores orgasmos

Con información de The Influence.

Fuente Pijamasurf