La ciudad de Oakland, en el Estado norteamericano de California, ha legalizado la producción a gran escala de marihuana para usos médicos y va a conceder el próximo año cuatro permisos para el cultivo “industrial” de la planta.

Las autoridades de la ciudad, ubicada en la Bahía de San Francisco, permitirán el cultivo de marihuana para usos médicos a fin de que los ciudadanos se beneficien de los impuestos que se deriven de esta producción.

La iniciativa ha sido aprobada sin problemas por el concejo de la ciudad después de un debate de cuatro horas de duración entre los que abogaban por la creación de “jardines” de pequeños cultivadores y los que preferían un sistema “industrial” similar a lo que supone ‘Silicon Valley’ (en el sur de la Bahía de San Francisco) para la industria electrónica e informática.

Fuente