Higea CBD es una gama de aceites de oliva que han sido enriquecidos con CBD, un fitocannabinoide que mejora el funcionamiento de nuestro organismo. Estos aceites han sido elaborados con precisión en unos laboratorios especializados, y lo han hecho cumpliendo con todas las garantías médicas y sanitarias. Los aceites Higea CBD poseen todos los certificados que acreditan su máxima calidad y su origen en cultivos orgánicos y naturales.

El aceite CBD se usa cada vez más

Poco a poco, como sociedad, vamos aceptando cosas que hace años nos parecían poco menos que una locura, pero gracias a la evolución social y al desarrollo de la ciencia podemos dejar atrás concepciones erróneas que nos limitaban en todos los ámbitos.

Una de esas barreras que va cambiando es la que hay en relación al cannabis y al cáñamo. Lo primero que hay que destacar es que estas plantas no son una droga. Se suele considerar una droga por los efectos que provocan en los fumadores de marihuana, pero esto es así porque esos cigarros de marihuana contienen THC, un tipo de fitocannabinoide que sí tiene efectos psicoactivos y que, al inhalarse, provoca el conocido “colocón”.

La cuestión es que los aceites CBD contienen cantidades de THC que resultan inocuas para el organismo. Los aceites CBD de Higea han sido elaborados con esmero y no solo no tienen ese THC, sino que resulta increíble la cantidad de propiedades que poseen y la de beneficios que pueden provocar en nuestro cuerpo.

Te puede Interesar
Weediid: un referente sobre el cultivo de cannabis con CBD

De la planta del cannabis se obtiene el CBD con el que se enriquecen los aceites de Higea. El CBD es uno de los más de 60 fitocannabinoides presentes en el cannabis y cuyas propiedades son objeto constante de estudio para averiguar cómo pueden ayudar a mejorar ciertas patologías que están a la orden del día.

Los aceites CBD de Higea

Higea CBD dispone de una gama de cuatro aceites orgánicos, cada uno con una proporción de CBD diferente. De forma que hay aceites con un 5%, un 10%, un 20% y un 30% de concentración. Cada uno estos aceites está indicado para un tipo concreto de paciente.

Aceite orgánico 5%

Este aceite de amplio espectro está especialmente indicado para los deportistas. Este aceite es una gran ayuda para la recuperación de las sesiones de entrenamiento en la que el dolor y la inflamación pueden aparecer después de los esfuerzos. Además, es una gran ayuda a la hora de conciliar el sueño.

Aceite orgánico 10%

El aceite de amplio espectro con una concentración de CBD del 10% está indicado para aquellas personas que necesitan un punto más, bien porque sus entrenamientos sean más intensos y continuados, bien porque están sometidos a una mayor cantidad de estrés. Tiene el mismo efecto analgésico y antiinflamatorio que el aceite CBD del 5%, pero posee una mayor potencia.

Aceite orgánico 20%

El aceite con una concentración del 20% está pensado para que lo utilicen aquellas personas que sufren de casos agudos de ansiedad. Tiene un efecto relajante que te hará ver las situaciones de otra manera.

Te puede Interesar
Cannabinoides del humano y de la planta

Aceite orgánico 30%

Esta variante ha sido ideada para quienes sufren de fuertes dolores, ya sea a raíz de la práctica deportiva o por sufrir algún tipo de enfermedad o dolencia crónica. En cualquier caso, ayudan a remitir y apaciguar la intensidad de esos dolores.

La dosificación del aceite CBD se realiza mediante un gotero con el que se depositan unas gotas bajo la lengua, de forma que se pueda absorber rápidamente y su efecto se comience a notar en unos quince minutos. Gracias a la aplicación del gotero, solo necesitarás determinar cuántas gotas suministrar al día y en cuántas tomas ingerirlas.

Beneficios del aceite CBD

Los aceites CBD tienen muchas propiedades beneficiosas para el organismo. Cuentan con numerosos beneficios cosméticos y terapéuticos.

En lo referente a los efectos cosméticos, los aceites Higea CBD tienen una gran cantidad de Omega 3 y Omega 6, magníficos antioxidantes naturales que regulan la función sebácea de la piel.

En cuanto a los efectos terapéuticos podemos destacar varios:

  • Son un estupendo analgésico, logrando reducir el dolor en innumerables casos.
  • También tienen propiedades antiinflamatorias, lo que potencia el efecto analgésico.
  • Estos aceites actúan como un ansiolítico y un antidepresivo natural, mejorando el estado de ánimo y reduciendo los niveles de estrés.
  • Hay que destacar su efecto antiemético, reduciendo y acabando con el malestar y la sensación de náusea que producen determinados tratamientos médicos como la quimioterapia.
  • Actúan como un neuroprotector.
  • Reducen el riesgo de sufrir bloqueos arteriales.
  • Tiene propiedades anticonvulsivas, siendo una excelente alternativa para enfermedades como la epilepsia.
  • Algunos estudios apuntan a que tienen un gran potencial en el tratamiento de enfermedades epidérmicas como la psoriasis. En este caso concreto, ayuda a reducir el picor, el tamaño de los eccemas y la inflamación.
  • Ayuda a conciliar el sueño.
Te puede Interesar
El CBD disminuye la frecuencia de convulsiones en pacientes con síndrome de Lennox-Gastaut según un amplio estudio clínico

Cada cierto tiempo aparecen nuevos estudios que confirman las propiedades terapéuticas de los aceites CBD, así que pruébalos y empieza a notar desde el primer momento sus efectos positivos.