En un estudio retrospectivo llevado a cabo con 38 pacientes hospitalizados con apetito reducido, no hubo diferencias entre el THC, el megestrol y la mirtazapina en cuanto al cambio en la ingesta de alimentos o peso. Fue realizado por científicos de la Facultad de Farmacia de la Universidad del Norte de Texas, Estados Unidos.

La mirtazapina fue la más utilizada (42%). No hubo diferencias significativas entre los grupos de fármacos estimulantes del apetito con respecto al cambio medio en la ingesta de alimentos, el peso, la albúmina o mejoría documentada de la dieta. Dentro de los grupos, cada agente mostró una mejora numérica distinta en el porcentaje de ingesta de alimentos, con un cambio medio del 17% desde el inicio hasta la interrupción. Casi la mitad (48%) de los enfermos experimentaron mejoras en la dieta después del inicio con los medicamentos. No se observaron efectos adversos graves.

Howard ML, Hossaini R, Tolar C, Gaviola ML. Efficacy and Safety of Appetite-Stimulating Medications in the Inpatient Setting. Ann Pharmacother. 2018 Sep 19:1060028018802816.

Fuente IACM