El Parlamento de Navarra aprobó ayer una proposición de ley reguladora de usuarios de cannabis, una iniciativa legislativa que será defendida ante el Congreso de los Diputados y que pretende otorgar seguridad jurídica a personas y asociaciones. La proposición, impulsada por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN e I-E, y que contó con el voto en contra de UPN y PP, busca establecer «normas generales» para la constitución, organización y funcionamiento de personas y asociaciones consumidoras de cannabis y de sus autocultivos para «evitar la inseguridad derivada de la ausencia de un marco normativo claro y coherente a nivel estatal». Establece que las asociaciones de consumidores de cannabis se regirían por lo dispuesto en la Ley Orgánica del derecho de Asociación.

Fuente