El batería de la banda de rock AC/DC, Phil Rudd, fue condenado hoy en un tribunal de Nueva Zelanda a pagar una multa por la posesión de 27 gramos de marihuana, lo que puede acarrearle problemas en las giras internacionales.

Rudd, de 56 años, tuvo que pagar 250 dólares neozelandeses (185 dólares o 142 euros) por una ofensa menor que, sin embargo, puede dañar su carrera al vetarle la entrada en algunos países, indicó su abogado a la prensa local.

“No soy una mala persona”, declaró al salir del juzgado el batería australiano, cuyo nombre legal es Phillip Witschke.

Su abogado, Tuck Craig, señaló que Rudd, que en 2009 ganó 296 millones de dólares (228 millones de euros) en sus giras con AC/DC, no tiene antecedentes penales y en los últimos meses ha viajado al menos a 20 países por trabajo.

“Él viaja mucho alrededor del mundo y, con esta ofensa menor, tendrá problemas en su carrera”, señaló Craig.

La Policía encontró la droga el pasado 7 de octubre durante una redada en una fiesta organizada por Rudd en el puerto deportivo de Tauranga, en la costa este de la Isla Norte, donde el batería se mudó recientemente.

El abogado señaló que Rudd está arrepentido, asume las responsabilidades y ha contribuido con millones de dólares a la comunidad en Tauranga.

Sin embargo, la Policía se negó a retirar los cargos y la juez Robyn Paterson dijo en el juicio que el integrante de AC/DC, dada su edad y su carrera internacional, debería haber sido consciente de los riesgos de tener drogas.

“No fue sólo un accidente, fuiste muy ciego al ignorar la ley, has jugado a la ruleta rusa”, le dijo la juez durante la vista.

Rudd, que formó parte de AC/DC desde 1975 hasta 1983 y desde 1994 hasta el presente, fue incluido junto con otros miembros del grupo en el Salón de la Fama del Rock (Cleveland, Estados Unidos) en 2003.

Fuente