El movimiento que promueve la legalización de la marihuana en California afirmó este jueves que renovará sus esfuerzos para las elecciones de 2012 en tres estados más, luego de la derrota de la Proposición 19 en las votaciones del martes.

“Esta elección ya pasó, pero el movimiento (por la legalización) está listo para iniciar en California y en otros estados, especialmente en Michigan y Colorado, pero sabemos que se preparan en otros estados”, dijo Dan Rush, un líder sindical que apoyó la Proposición 19.

Rush, dirigente del Sindicato de Trabajadores Comerciales de Alimentos que representa a los empleados de los supermercados, argumentó que el fracaso en las elecciones del martes de la Proposición 19 para legalizar la mariguana se debió a la falta de recursos.

“Los opositores a la Proposición 19 lanzaron de último momento una estrategia para generar miedo y les resultó entre los electores”, dijo.

La campaña “No a la Proposición 19″ divulgó unos días antes de la elección un anuncio de televisión en el que aparecían, entre otros personajes, una enfermera que se dirigía drogada a un quirófano y un conductor de autobús escolar visiblemente drogado.

El comercial, que pagó en parte la Cámara de Comercio de California, afirmaba que si la Proposición 19 era aprobada, los conductores de autobuses escolares estarían autorizados a consumir mariguana hasta un momento antes de comenzar a trabajar.

Rush consideró que el comercial es ilógico, ya que equivaldría a suponer que porque ahora es legal consumir alcohol, todos los empleados llegarían alcoholizados cada mañana a su trabajo.
El dirigente dijo que su campaña no tuvo tiempo ni recursos para presentar al electorado una versión más realista.

“Esta es una experiencia que nos llevamos al movimiento’, para tenerla presenta la próxima vez, aseguró.
La campaña contra la Proposición 19 elogió su triunfo, sin embargo los electores de California compararon las ventajas y desventajas de la legalización de la mariguana y tomaron su decisión.

El gobernador electo de California, Jerry Brown, y la procuradora electa de California, Kamala Harris, declararon durante su campaña que de ganar la elección combatirían la Proposición 19, si acaso era aprobada.

Fuente