Carlos Navarrete “simpatiza” con la idea, pero se reserva la postura del partido 

Sin el respaldo oficial del PRD, la agrupación Juventudes de Izquierda (Jiz) inició una campaña de recolección de firmas para impulsar como iniciativa ciudadana la regulación de la cannabis.

El presidente nacional del PRD, Carlos Navarrete, dijo tener “simpatía” por la propuesta, pero se reservó la postura de su partido para cuando se logre presentarla al Congreso de la Unión.

“El PRD tomará una determinación cuando sea presentada por parte de los legisladores, no tengan la menor duda… veo con mucha simpatía esta propuesta” de Ley General para Regular los Diversos Usos de la Cannabis, indicó.

El secretario de Asuntos Juveniles del PRD, Sergio Leyva Ramírez, anunció que en visitas a universidades, una página de internet y foros, se buscará el aval de los ciudadanos a la iniciativa que busca dar un golpe financiero y al poder corruptor del narcotráfico, con el fin de reducir la violencia.

“Vamos a explicar los puntos específicos de qué es y qué no es” la desregulación de la cannabis, expuso, pues la política de drogas es “un tema de salud pública y no de seguridad nacional”.

Explicó que de acuerdo al artículo 71 constitucional, para presentar una iniciativa ciudadana se deben reunir 107 mil firmas de puño y letra, por lo que planean reunir al menos 120 mil.

Abraham Rojas, diputado federal suplente e integrante de las Jiz dijo que entre los cambios más importantes que se sugieren es que no sea la PGR, el Ejército, la Marina o la Policía Federal sino la Secretaría de Salud la que otorgue licencias de producción, venta, comercialización y distribución de cannabis con uso medicinal y recreativo.

Los recursos recaudados por esas autorizaciones se dedicarían a un Programa Nacional para la Prevención, Reducción del Daño y Tratamiento de las Adicciones. Otro elemento será mantener la prohibición de venta de cannabis a menores de edad o cerca de escuelas o expenderla sin licencia, y hace obligatoria una licencia sanitaria para quien procese, distribuya o la venda.

Sólo podrían consumir cannabis los miembros de asociaciones cannábicas, mismas que requerirían permiso y serían verificadas con periodicidad.

Además, se otorgarían licencias a grupos ciudadanos sin fines de lucro para cultivar y producir cannabis para el consumo exclusivo de sus integrantes y evitar que se destine a terceras personas, lo cual sería considerado tráfico ilegal. Indicó que la iniciativa se basa en el trabajo del ex diputado Fernando Belauzarán.

Leyva Ramírez agregó que México “está a punto de cumplir 10 años inmerso en una guerra que ha ocasionado casi tantas muertes como la invasión a Afganistán, 25 mil personas desaparecidas y 160 mil desplazadas forzosamente. Es momento de recuperar el control del país, es momento de regular la cannabis”.

Fuente