Una cadena de comida holandesa “Manneken Pis” que se centra principalmente en la venta de patatas fritas, ofrece desde hace varios meses a sus consumidores mayonesa con sabor a marihuana.

Según su fundador Van Beek, siempre que pasaba por el coffee shop que está al lado de su negocio le llamaba la atención ese olor tan especial de la marihuana y ha decidido crear una mayonesa para que la gente que va a su local pueda disfrutar del sabor de la marihuana en sus patatas fritas. Eso sí, sin los efectos psicoativos del THC ya que han sido eliminados. Así la iniciativa será legal.

Aunque técnicamente es ilegal en Holanda, desde 1976 se permite la posesión, consumo y venta en los llamados coffee shops, de menos de cinco gramos de cannabis por persona.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escrito por César Padial