Criminalidad y drogas: más de 1.000 personas ejecutadas cada año.
VIENA – Más de 1.000 personas son ejecutadas cada año en todo el mundo por delitos relacionados con las drogas, revela este lunes en un informe una organización no gubernamental (ONG), la International Harm Reduction Association (IHRA).

Este informe fue emitido con motivo de la apertura, este lunes, en Viena, de la 19 sesión de la Comisión de las Naciones Unidas (ONU) sobre la prevención de la delincuencia y los procedimientos judiciales

“Cientos de personas son ejecutadas cada año por delitos relacionados con drogas, más de 1.000 personas si se considera los países que no publican estadísticas sobre la ejecución de sentencias de muerte”, estima IHRA, que pide una “moratoria”, una “inmediata suspensión de la aplicación de la pena de muerte.

Según la ONG, que trabaja principalmente sobre la base de información de prensa e información de otras ONG, en el caos de cuatro países -Corea del Norte, Irak, Libia y Sudán- las estadísticas sobre las ejecuciones capitales son poco frecuentes o inexistentes.

Según uno de los coautores del informe, Rick Lines, “los países que aplican la pena de muerte para delitos relacionados con drogas, no sólo violan los derechos humanos, sino que recurren a un modelo judicial penal ineficaz y por tanto inútil”.

Los delitos relacionados con drogas, fundamentalmente la fabricación y el tráfico, son sancionados con la pena de muerte en 32 países, principalmente de Asia y el Medio Oriente, indica la ONG, citando entre otros a China, Malasia, Singapur, Vietnam, Irán y Arabia Saudita.

En estos seis países, las ejecuciones son parte de la rutina: así, 172 personas fueron ejecutadas en Irán en 2009 y al menos 50 en Malasia.

Sin embargo, según la IHRA, el número de países que aplican realmente la pena de muerte prevista en su código penal está en leve descenso.

Fuente