“Me hicieron sentir como si hubiese cometido el peor de los errores, solamente por consumir algo que me aliviaría el dolor en mis huesos”, dijo Cinthia Ortiz, mamá de la lactante.

Este miércoles la diputada Karla Rubilar denunciaba en redes sociales que una recién nacida en el Hospital Las Higueras de Talcahuano había sido separada de su madre, debido a que ésta es consumidora ocasional de cannabis.

La bebé nació hace seis días y está hospitalizada en el recinto asistencial. Según aseguró la madre afectada, Cinthia Ortiz (27), decidió consumir marihuana para aliviar dolores en su brazo, por lo que su uso sería exclusivamente medicinal.

“Esto es algo que no se lo doy a ninguna madre. Es un dolor muy grande, como si se hubiera muerto un familiar. Para mí es terrible ver a todas las mamás que están con sus bebés y yo estoy sola”, dijo Ortiz al Diario La Estrella de Concepción.

“Me hicieron sentir como si hubiese cometido el peor de los errores del mundo,solamente porque consumí algo que me aliviaría el dolor en mis huesos“, agregó.

Cristopher Monorfano, padre de la menor, lamentó la situación y aseguró que su pareja reconoció de forma “forzada” ser consumidora ocasional de marihuana.

“No sé bajo qué criterio le hicieron un test a mi mujer. Ella dio una declaración forzada, porque estaba en el momento de las contracciones cuando lo señaló“, dijo al matutino sureño.

Cabe señalar que los padres pueden ver a la lactante tres veces al día por máximo una hora, y Ortiz tiene prohibido amamantarla.

Fuente